Halloween: 10 películas de 'miedo' para ver con toda la familia

Películas para un Halloween en familia
WARNER/DISNEY
Actualizado 28/10/2018 11:05:07 CET

MADRID, 28 Oct. (CulturaOcio) -

Llega Halloween, la noche de las brujas. Y entre tanto 'truco o trato' siempre es buen momento para juntarse con la familia, preparar una cena temática y por qué no, disfrutar de una buena película a la luz de las calabazas. Pero encontrar la cinta perfecta para disfrutar juntos puede ser un problema, sobre todo si están los pequeños de la casa.

Aunar monstruos, brujas, espíritus y el resto de personajes terroríficos que acompañan a Halloween y tener una película apta para todos los públicos no es tarea fácil. Pero en ésta lista hay unas cuantas opciones que mantendrán entretenidos a los niños e intrigados a los mayores.

A continuación, desde CulturaOcio proponemos las 10 mejores películas para disfrutar con la familia para celebrar Halloween. Desde El alucinante mundo de Norman hasta el clásico Pesadilla antes de Navidad, seguro que todas te harán pasar un buen rato.

EL ALUCINANTE MUNDO DE NORMAN (2012)

La película de Laika Animation creada con stop-motion esconde tras su apariencia de película ligera de aventuras una serie de temas bastante oscuros. Norman, un chico que puede ver y hablar con los muertos, recibe un mensaje de un familiar fallecido que le advierte de una terrible maldición que se cierne sobre su pueblo de Massachusets.
Ante la indiferencia de sus compañeros y vecinos, Norman encontrará el valor para convertirse en el héroe que su pueblo necesita. Y el giro final dará de que hablar entre los más cinéfilos de la sala.

PESADILLAS (2015)

En 2015, los clásicos libros infantiles de terror escritos por R.L. Stine cobraban vida en ésta película protagonizada por Jack Black en el papel del escritor, que un buen día ve cómo los monstruos de sus novelas cobran vida por culpa de unos adolescentes traviesos.
La película funciona perfectamente con Black llevando la voz cantante y dando los toques de humor que hacen que los monstruos no parezcan tan aterradores. Y lo mejor es se puede completar la sesión de cine con la secuela, Pesadillas: Noche de Halloween, que llegará a los cines justo para la ocasión.

BEETLEJUICE (1988)

El clásico de Tim Burton quizás asuste al principio a los más pequeños, pero en cuanto se sumerjan en la historia quedarán fascinados por la maravillosa estética del director. Además, los efectos especiales vistos hoy recuerdan más a una obra de teatro de Halloween que a una película de miedo.

Adam y Bárbara son una pareja que, tras fallecer en un accidente de tráfico, regresan a su casa convertidos en fantasmas. Pero al llegar descubren que su hogar ha sido vendido y ahora tiene nuevos inquilinos. Es entonces cuando contratarán los servicios del experto Beetlejuice, un excéntrico personaje entre la vida y la muerte que les ayudará a librarse de los molestos seres del reino de los vivos.

MONSTER HOUSE (2006)

Ésta película, muy en la línea de El alucinante mundo de Norman, enseña a los niños que a veces los miedos que nos aterran en Halloween simplemente son imaginaciones nuestras ¡Pero otras veces son muy reales!

D.J. Walters es un niño que se queda sólo en el fin de semana de Halloween, y aunque tiene una problemática niñera que le cuida, sigue estando muy preocupado por la casa embrujada del otro lado de la calle. Cuando empiece a investigar la desaparición de objetos en la vieja mansión, descubrirá que los miedos pueden ser muy reales. Y muy divertidos también.

CASPER (1995)

Casper es uno de esos personajes que las nuevas generaciones han olvidado, pero que sin duda los más mayores reconocerán. El simpático fantasma es el pequeño de cuatro hermanos que viven en una casa embrujada cuya propietaria quiere expulsar para poder vender la propiedad.

Para ello contrata a un investigador de lo paranormal (Bill Pullman) y a su joven hija (Christina Ricci). Pero el simpático Casper pronto se hará amigo de la niña y juntos intentarán expulsar a los malvados propietarios. La película culmina en una fiesta de Halloween perfecta para cerrar la velada.

COCO (2017)

Uno de los últimos clásicos del tándem Disney/ Pixar no se sitúa exactamente en la noche de Halloween, sino en el día siguiente, el Día de Todos los Santos, en una pequeña ciudad de México.
Miguel Rivera es un niño que sueña con ser músico, pero su familia está en contra de los músicos por culpa de un antepasado que abandonó a la familia. Cuando Miguel rompe una antigua reliquia familiar, entrará en el mundo de los Muertos, donde descubrirá que la vida y la muerte sólo tienen una cosa en común: las personas que nos recuerdan.

TRILOGÍA DE TIM BURTON (LA NOVIA CADÁVER, FRANKIEWEENIE, PESADILLA ANTES DE NAVIDAD)

La mente de Tim Burton puede ser un tanto retorcida, pero ha dejado para la posteridad grandes joyas de la animación que, por estética y argumento, siempre son una buena opción para la noche de Halloween.
Ya escojas la clásica Pesadilla antes de Navidad y su genial Jack Skellington, la tétrica animación de La novia cadáver, o la simpática historia de amista de Frankieweenie, cualquiera de ellas mantendrá a toda la familia absorta de principio a fin. Y te harán tararear las canciones durante varios días.

LA FAMILIA ADDAMS (1991)

Técnicamente, La Familia Addams tiene una calificación PG-13, pero su estética gótica vista a día de hoy resulta más cómica que terrorífica, como en el caso de Beetlejuice. Mezclando humor satírico con personajes muy bien construidos, sin duda es una gran película para disfrutar en Halloween.

Además, los más mayores disfrutarán viendo a un gran elenco de actores clásicos en unos roles bastante bizarros, y los más pequeños se identificarán con Miércoles, Pugsly, Fétido y el resto de los marginales integrantes de La Familia Addams.

EL RETORNO DE LAS BRUJAS (1993)

Por último, un clásico de Disney en el que las brujas no son tan malas como nos las pintan en los cuentos para niños. Bette Midler, Sarah Jessica Parker y Kathy Najimi son tres brujas que habitan en Salem y que, tras su muerte, juran regresar cumplidos 300 años.
Efectivamente, cuando un niño y su hermana pequeña se meten a hacer travesuras en la casa de las hermanas Sanderson, por accidente traen de vuelta a las brujas, poniendo en peligro la vida de todos los niños de Salem. No confundir con La Maldición de las Brujas (1990), otra película que, si bien es igual de genial, es mucho más aterradora para los más pequeños.

Contador