El grosero error histórico en Oppenheimer de Christopher Nolan

El grosero error histórico en Oppenheimer de Christopher Nolan
El grosero error histórico en Oppenheimer de Christopher Nolan - UNIVERSAL PICTURES
Actualizado: lunes, 24 julio 2023 11:55

   MADRID, 24 Jul. (CulturaOcio) -

Oppenheimer, la película sobre el padre de la bomba atómica dirigida por Christopher Nolan, ya ha llegado a los cines. El filme ha logrado un gran estreno en taquilla y también una gran aceptación por parte de crítica y público. Sin embargo, un espectador ha descubierto un error histórico en su metraje.

   La cinta relata la vida del físico estadounidense Robert Oppenheimer desde sus primeros pasos en el estudio de la división y fusión de átomos hasta la dirección del Proyecto Manhattan, la creación de la bomba atómica que, posteriormente, arrasará Hiroshima y Nagasaki, y sus gravísimas implicaciones políticas. Pero, en las escenas posteriores al fin de la Segunda Guerra Mundial, el usuario @AndrewRCraig expuso en Twitter el fallo en la película protagonizada por Cillian Murphy.

   Concretamente se trata de la escena en la que Oppenheimer, tras el bombardeo de las ciudades japonesas, ofrece una conferencia frente al resto de trabajadores del Laboratorio Nacional de Los Álamos, que le vitorean por haber puesto fin al conflicto bélico con su destructiva invención.

   "Está bien y tal, pero voy a ser ese tipo de persona y me voy a quejar de que usan banderas de 50 estrellas en una escena ambientada en 1945", señala el fan acerca de la secuencia, que muestra en una imagen.

   En el plano que acompaña al tuit puede verse a parte del público de la conferencia agitando banderas estadounidenses con 50 estrellas. Algo que, si bien tiene sentido a día de hoy, es históricamente incorrecto en el final de la Segunda Guerra Mundial. Por aquel entonces, EE. UU. estaba conformada por 48 estados y, por consiguiente, su bandera solo tenía ese número de estrellas.

   Los estados de Alaska y Hawaii no fueron añadidos hasta 1959 y 1960, respectivamente. Un error que a nivel narrativo no afecta en nada a la película, pero que sin embargo sí llama la atención en un filme como Oppenheimer, que pone mucho énfasis en el rigor histórico de los eventos que relata.