El final de Dejar el mundo atrás, explicado por el autor del libro
El final de Dejar el mundo atrás, explicado por el autor del libro - NETFLIX
Actualizado: viernes, 15 diciembre 2023 14:01

   MADRID, 15 Dic. (CulturaOcio) -

   El 8 de diciembre Netflix estrenó Dejar el mundo atrás, película dirigida por Sam Esmail. La cinta está basada en una novela de Rumaan Alam, y el proio autor del material original a analizado tanto el final de su libro como el desenlace del largometraje que lo lleva a la pantalla y que es algo diferente.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   La cinta sigue a Amanda y Clay Sandford, interpretados por Julia Roberts y Ethan Hawke, quienes llevan a sus hijos Rose y Archie (Farrah Mackenzie y Charlie Evans) a una escapada a la playa. Mahershala Ali interpreta a G.H. Scott, el dueño de la lujosa casa que alquilan los Sandford, que regresa a casa con su hija Ruth (Myha'la) para escapar del misterioso caos que ocurre en la ciudad. Las dos familias se ven obligadas a sobrevivir bajo el mismo techo a medida que ocurren eventos cada vez más extraños y apocalípticos.

   En un intento por ayudar a Archie, G.H. y Danny viajan para encontrarse con el experto en conspiraciones Danny (Kevin Bacon). Si bien Danny finalmente acepta ayudarlos, un tenso enfrentamiento lleva a G.H. a la conclusión de que estos eventos podrían ser el resultado de una campaña militar destinada a desestabilizar a la nación al obligar a las personas a volverse unos contra otros. Para sobrevivir, decide que ambas familias deben acampar en el búnker de la casa de su vecino.

   Pero esa es simplemente la teoría del personaje. Ni la película ni el material original dan una respuesta definitiva. Mientras Amanda y Ruth buscan en el patio trasero a Rose, que ha desaparecido, se detienen cuando ven explosiones provenientes de la ciudad. La película termina cuando Rose encuentra el búnker del vecino y un DVD que contiene la última temporada de Friends. Mientras pone el final de la serie, el tema principal de los Rembrandt, I'll Be There For You, suena durante los créditos finales de la película. En el libro, Rose sale de la casa del vecino y recoge suministros de allí para llevárselos a las familias.

   "Terminar con el toque de humor de Sam es muy satisfactorio y gratificante. Es una especie de autorreflexión porque es cineasta. También trabajó en televisión y en cierto modo está afirmando algo sobre el poder de ese medio y su influencia sobre este personaje en particular. Digo que es gracioso, pero no creo que sea una broma. No creo que sea una broma para Rose. No creo que sea una broma para el público. No creo que sea una broma sobre Friends. Es un recordatorio de que el arte es una especie de bálsamo. La experiencia en cines de ver esta película es muy poderosa porque he tenido la oportunidad de ver al público responder al final tres veces y nadie sabe realmente qué hacer con ello. Dicen, ¿es esto gracioso? ¿Esto da miedo? ¿Realmente se acabó? Y eso me encanta", explicó Alam en una entrevista con Variety.

   Además, el escritor especuló sobre lo que se supone que ocurría con los protagonistas tras el ambiguo final. "En la película, configuran un cronómetro, por lo que literalmente hay un reloj en marcha y escuchamos que suena la alarma del cronómetro. Ese es el último momento que estamos con Ruth y Amanda. Y lo último que G.H. dice es que tienen que ir a ese búnker. Tú, como espectador, puedes decir: 'Oh, no lo lograrán'. Pero tengo esta visión de G.H. siendo competente y siento que ha resuelto todos los problemas. Pero no sé qué le pasará a Archie. La verdad es que no lo sé. Esto es algo que le he oído decir mucho a Sam y que él tampoco sabe. Pero esto es lo suficientemente abierto como para convertirse en algo de lo que se apropie la audiencia. No estoy ocultando una respuesta definitiva porque no la poseo", expuso.

   "De una manera extraña, lo que está sucediendo entre estas personas se vuelve análogo a lo que está sucediendo mientras tú y yo hablamos. Así es como se habla de arte, se intenta descifrarlo", agregó.

   Asimismo, Alam explicó por qué era importante no desvelar al público realmente qué pasaba con los personajes. "¿No sería eso muy insatisfactorio? Es una película que te respeta lo suficiente como espectador como para no ofrecer eso. En esa escena final entre Julia y Myha'la, no se abrazan. Incluso antes de eso, cuando están en ese pequeño cobertizo, Ruth reconoce que hay algo de verdad en las cosas que ha dicho Amanda, que están de acuerdo en algo, pero no termina con una abrazo. No es ese tipo de historia. No tengo ningún problema con una gran película de desastres que salva a los seis u ocho protagonistas y los reúne después de un desastre y te permite decir: 'Bueno, todo va a estar bien'. Simplemente, no creo que este sea ese tipo de película", apuntó.

Leer más acerca de: