Emma Stone protagoniza La Batalla de los Sexos: "Billie Jean King es una gran inspiración en todos los sentidos"

Emma Stone como Billie jean King
FOX
Actualizado 03/11/2017 16:14:01 CET

LOS ÁNGELES, 3 Nov. (CulturaOcio - Raquel Laguna) -

Emma Stone da vida a la número uno mundial del tenis femenino Billie Jean King en la película La batalla de los sexos. Jonathan Dayton y Valerie Faris dirigen esta comedia biográfica con tintes dramáticos, que se estrena en España este viernes 3 de noviembre.

CulturaOcio entrevistó a Emma Stone en Los Ángeles. Para la guapa actriz fue todo un reto interpretar a la icónica Billie Jean King, de quien le sorprendió su energía tan juvenil. "Tenía miedo a decepcionarla. La idea de que fuera a ver la película me quitaba el sueño. Ese sentimiento me puso muy nerviosa y cada día trabajaba tan duro como me era humanamente posible", cuenta la joven.

La ganadora del premio Oscar asegura que Billie Jean "es una gran inspiración en todos los sentidos". "Significa mucho para las mujeres. Es increíble la forma en que ha dejado huella en el deporte, la manera en que hablamos de igualdad de géneros e igualdad salarial", señala.

Con respecto a si ve un futuro sin la todavía hoy existente batalla de los sexos, Emma Stone se muestra muy positiva y esperanzada. "Llegará a su fin, es la única manera de poder seguir adelante, de continuar avanzando y hablar sobre igualdades. Si no tienes esperanza, ¿de qué sirve?", afirma contundente.

Cargando el vídeo....

UNA BATALLA MUY PERSONAL

En La batalla de los sexos, a raíz de la revolución sexual y la progresión del movimiento feminista, el partido de tenis que tuvo lugar en 1973 entre la número uno mundial del tenis femenino Billie Jean King (Emma Stone) y el excampeón de tenis pero también estafador Bobby Riggs (Steve Carell) fue anunciado como "la batalla de los sexos" y se convirtió en uno de los eventos deportivos más vistos de todos los tiempos, alcanzando la cifra de 90 millones de espectadores en todo el mundo.

Mientras la rivalidad entre King y Riggs alcanzaba su máximo apogeo, fuera de la cancha, cada uno de ellos libraba batallas más personales y complejas. La ferozmente militante King no abogaba solamente por la igualdad, sino que también luchaba por aceptar su propia sexualidad, mientras desarrollaba una íntima relación con Marilyn Barnett (Andrea Riseborough).