Publicado 27/06/2022 17:13

Elvis y el Coronel Tom Parker: ¿Qué es real y qué ficción en la película de Baz Luhrmann?

Elvis y el Coronel Tom Parker: ¿Qué es real y qué ficción en la película de Baz Luhrmann?
Elvis y el Coronel Tom Parker: ¿Qué es real y qué ficción en la película de Baz Luhrmann? - WARNER BROS.

   MADRID, 27 Jun. (CulturaOcio) -

   Elvis, el biopic musical sobre el Rey del Rock dirigido por Baz Luhrmann cuenta con Tom Hanks en el rol de Tom Parker, el manager de del artista también conocido como el Coronel. Una figura clave en la carrera de Presley pero también muy controvertida ya que ayudó al cantante a construir su exitosa trayectoria, pero también tenía un lado oscuro que influyó negativamente en muchos aspectos, personales y profesionnales, de la rutilante estrella.

   Nacido como Andreas Cornelis Dries van Kuijk en los Países Bajos, Parker emigró ilegalmente a los Estados Unidos y encontró empleo en una feria. Después se unió al ejército, donde fue dado de baja por ausentarse sin permiso y, además, se descubrió que era mentalmente inestable y no podía continuar siendo militar. Aspectos oscuros y turbios de sus orígenes que, de una u otra forma, sí se recogen en la película de Luhrmann.

   Parker luego regresó al mundo de los feriantes, donde se ganó la vida durante un tiempo antes de probar suerte en el mundo de la gestión musical, trabajando con artistas como Gene Austin, Minnie Pearl, Eddy Arnold y Hank Snow. Parker era famoso por ser un hombre de negocios astuto, ostentoso y, sobre todo, muy manipulador.

   Aunque era de los Países Bajos, Parker tenía acento sureño porque pasó una gran parte de su vida en Estados Unidos. Era un hombre corpulento y calvo que solía usar sombrero y traje. Tom Hanks conserva todas estas características en su interpretación e incluso ha usado prótesis para parecerse más a Parker.

SU FALSO RANGO DE CORONEL

   El gobernador Jimmie Davis le otorgó el título honorífico de Coronel en la Milicia del Estado de Luisiana como agradecimiento por el trabajo que realizó en su campaña electoral. Parker adoptó el título como si fuera parte de su identidad, y es por eso que se lo conoce como el Coronel, pese a que dejó el ejército en irregulares circunstancias.

   Parker se dio cuenta desde el principio del potencial de Elvis y pasó a gestionar su carrera a tiempo completo. El Coronel siguió siendo su manager, incluso cuando Elvis contrató a otras personas para reactivar y recuperar su carrera en sus horas más bajas. Parker luchó contra una adicción al juego mientras controlaba la trayectoria profesional de Elvis, impidiendo que el cantante hiciera giras fuera de EE.UU. y llevándose alrededor del 50% de las ganancias de Elvis, tal y como muestra el filme.

   El Coronel pronto empezó a explotar el talento de Elvis a través de productos y apariciones en televisión y películas. En 1958, Parker alentó a Elvis a alistarse voluntariamente en el ejército después de recibir un aviso de servicio militar obligatorio y cumplir un período de dos años como soldado regular, demostrando al mundo que era como cualquier estadounidense. Parker creía que esto daría buena imagen a Elvis a raíz de la reacción violenta de sus críticos, quienes lo consideraban ofensivo.

   Cuando Elvis regresó a casa tras el servicio militar, el Coronel se centró en las películas, apariciones en televisión y álbumes. Parker siempre priorizó las ganancias sobre la calidad, lo que sin duda contribuyó al declive de la carrera del artista. En 1967, Parker presionó a Elvis para que se casara con Priscilla Beaulieu, con la esperanza de que ayudaría a cambiar el rumbo de su carrera.

   Sin embargo, fue un especial de televisión de 1968 lo que puso a Elvis de nuevo en la cima, El Coronel aprovechó el momento y volvió a mandar a Elvis de gira, e incluso le consiguió una residencia en un lujoso hotel de Las Vegas, al mismo tiempo que la salud de Elvis empezaba a deteriorarse.

¿DESPEDIDO EN PLENO CONCIERTO?

   Y precisamente ahí, tras varios años de conciertos en Las Vegas, cuando se produce el punto de inflexión en la relación entre Elvis y su manager. La película muestra que, después de saber que el Coronel le retiene ahí para pagar sus deudas de juego con el Hotel y está frenando deliberadamente su gira internacional, cuando Elvis monta en cólera y, durante una actuación, anuncia en el escenario que Parker está despedido. Es entonces cuando el manager contraataca y le pasa a la familia Presley una factura detallada por sus servicios durante todos estos años que, simplemente, no pueden pagar. Es así como Parker sigue conservando en su poder a la gallina de los huevos de oro.

   Pero según Alanna Nash, la peridista y autora de la biografía de Parker (The Colonel: The Extraordinary Story of Colonel Tom Parker and Elvis Presley) esta es una de las grandes "licencias" que se toma la película ya que, en realidad, si bien Parker si pasó a la familia Presley una factura por todo su trabajo que no pudieron reembolsar cuando fue despedido, Elvis no lo despidió desde el escenario.

   En una entrevista concedida a Variety, la escritora sí reconoce que el cantante y el director tuvieron un incidente entre bastidores en Las Vegas en 1974 en el que ambos hablaron sobre terminar su relación, pero siempre en privado. "Elvis de ninguna manera habría sido tan grosero como para haber despedido a Colonel del escenario", señala la escritora que también destaca que otra de las grandes inexactitudes de la película tiene que ver con la censura que sufrió Elvis en sus primeros años de carrera por sus controvertidos y sensuales movimientos en el escenario.

   En este sentido, Alanna Nash niega tajantemente que el Coronel intentara que el artista suavizara su imagen y dejara de actuar de manera tan provocativa. Y es que había sido su estilo único lo que lo había convertido en una máquina de hacer dinero. "A Parker le encantaba que Elvis fuera como un artista de striptease masculino... igual que las damas atrevidas de los carnavales. ¡Eso vendía entradas!", alega.

   Precisamente en las giras está otro de los puntos centrales de la polémica relación entre el artista y su mánager. Elvis estuvo de gira por todo Estados Unidos, pero nunca salió de América del Norte, ya que Parker únicamente le permitió actuar en Canadá. Las razones de esto son muy polémicas, ya que se creía que el estatus de Parker como inmigrante ilegal le prohibía viajar ya que no tenía pasaporte, ni podría obtenerlo debido a que sus papeles no estaban en regla.

   Sin embargo, Parker afirmó que su problema con las actuaciones en el extranjero se debían a problemas de seguridad, así como a lugares que no estaban a la altura para recibir al ídolo. Elvis Presley expresó su deseo de ir al extranjero con frecuencia, pero finalmente aceptó los conciertos programados por el Coronel en Estados Unidos.

¿QUÉ FUE DEL CORONEL TRAS LA MUERTE DE ELVIS?

   Después de la muerte de Elvis en 1977, Parker continuó trabajando como si el artista estuviera vivo: nunca perdió la oportunidad de ganar dinero con su legado y aprovechó al máximo la muerte de Elvis. Asistió al funeral de Elvis con una camisa hawaiana y una gorra de béisbol, no mostró ninguna emoción y trató de convencer al padre de la estrella, Vernon, de que le cediera el control de las películas y material musical del cantante.

   Parker finalmente fue demandado por los herederos de Elvis por su mala gestión y en 1983 le pagaron dos millones de dólares para que entregara todas las grabaciones de audio y vídeo de Elvis. Además, dejó de tener participaciones en las ganancias derivadas de la obra e imagen del artista.

   A pesar de la batalla judicial, Parker siguió apareciendo en eventos relacionados con Elvis, desde aniversarios hasta celebraciones especiales. Aunque se enfrentó a los herederos, Priscilla Presley se ha referido a él como un amigo de la familia.

   Lo que parce incontestable es que Parker también tenía problemas con el juego y se rumorea que tuvo una deuda con el hotel Las Vegas Hilton por más de 30 millones de dólares, lo que llevó a su desalojo del lugar después de la muerte de Elvis. Parker sufrió un derrame cerebral en 1997 y murió en un hospital de Las Vegas. Dejó un patrimonio de un millón de dólares.

Más información