Dragon Ball Z: The Fall of Men, así debería ser una película de Bola de Dragón

Actualizado 30/10/2017 14:51:53 CET
 Dragon Ball Z: The Fall Of Men
YOUTUBE

MADRID, 17 Nov. (CulturaOcio) -

   Dragon Ball Z: The Fall of Men (Bola de Dragón: La caída de los hombres) es el título del excelente trabajo de unos fans de Bola de Dragón que -a pesar de sus limitados medios- han querido darle a la aventuras de Goku, Vegeta y compañía el tono y la seriedad que el cine en general -y Hollywood en particular- le ha negado hasta ahora a la saga de Akira Toriyama.

   La cinta, un medio metraje fan-made de menos de media hora de duración, ha hecho ya las delicias de millones de seguidores de Bola de Dragón. Y es que Bola de Dragón Z: La caída de los hombres acumula ya más de 8 millones de reproducciones en Youtube.

   Yohan Faure, responsable del proyecto, quedó muy insatisfecho -y con razón- con la versión de acción real de Dragon Ball que en 2009 protagonizado por Justin Chatwin y James Marsters. Espoleado por ese gran fiasco que para los fans supuso Dragonball Evolution, inició una campaña de crowfunding con intención de crear una película digna de la historia de Toriyama.

   A pesar de que el teaser llamó bastante la atención de los fans de la saga, no consiguió recaudar el dinero previsto en su campaña de crowdfunding. Pero, haciendo bueno el espíritu de Goku y cía no se dio por vencido y Faure siguió adelante con proyecto que finalmente ha visto la luz logrando una calidad más que digna y, sobre todo, un tono épico y oscuro que hará las delicias de los fans de la saga original.

TRUNKS VS. CÉLULA

   Dragon Ball Z: The Fall of Men (Bola de Dragón Z: La caída de los hombres) se centra en un capítulo concreto de la vasta historia de la saga. El momento en el que Trunks, el hijo de Vegeta y Bulma, tiene que conseguir viajar atrás en el tiempo para que Célula (Cell) no consiga alcanzar su forma definitiva y aniquile a toda la humanidad.

  "El mundo no es lo que se supone que debería ser..." Así comienza este sorprendente film que con planos poscapolípticos de una Tierra deshabitada y un buen puñado de secuencias retocadas digitalmente esboza claramente las líneas que debería seguir un digno filme de acción real de Bola de Dragón.

   Y mientras algún estudio o productor más avispado de lo normal se decide mirar el contador de visitas en Youtube de Dragon Ball Z: The Fall of Men y ofrecer a los millones de fans de Bola de Dragón en filme de acción real por que llevan décadas clamando, las aventuras de Gokuy, Vegega, Gohan y compañía siguen en la gran pantalla con los filmes de animación.

   El último de ellos fue Dragon Ball Z: La Resurrección de F, en el que el que otros de los villanos por excelencia de la saga, Freezer, vuelve a la vida dispuesto a vengarse de los Saiyan que antaño le derrotaron. Aglo que obligará a Goku y Vegeta a volver a verse las caras con el poderoso Freezer y reeditar el legendario enfrentamiento que tuvo lugar en el planeta Namek.

   Y en la pequeña pantalla sigue su andadura Dragon Ball Super, la serie que 18 años después ha llevado nuevas aventuras de la saga a la televisión. La historia de Dragon Ball Super arrancará pocos años después de la derrota de Majin Buu -es decir, puede que no se tengan en cuenta los eventos relatados en la polémica Dragon Ball GT- con una Tierra en paz pero que se verá amenazada por un nuevo y poderoso enemigo.

   La nueva serie cuenta inicialmente con 100 capítulos, que están siendo en el algún aspecto bastante decepcionantes para los fans de la franquicia.