Actualizado 27/12/2019 12:10:44 +00:00 CET

Donald Trump tras ser eliminado de Solo en casa 2: “¡La película nunca será la misma!”

Donald Trump en Solo en casa 2
Donald Trump en Solo en casa 2 - 20TH CENTURY FOX

   MADRID, 27 Dic. (CulturaOcio) -

   Antes de ser presidente de los Estados Unidos, Donald Trump apareció con cierta frecuencia en diferentes cameos de películas y series de su país. Precisamente, el político apareció en la secuela de Solo en casa al menos hasta que una televisión canadiense decidiera eliminar la secuencia en la que aparece el magnate.

   Mediante un comunicado, la televisión pública de Canadá ha negado que el corte de esta escena no responde a ninguna maniobra política sino a una cuestión meramente práctica. “La escena con Donald Trump fue una de las que se eliminaron de la película, ya que ninguna de éstas era importante para la trama. Estos cortes se realizaron en 2014, cuando adquirimos la película y antes de que Trump fuera elegido presidente”, reza el texto.

   Algo que, sin embargo, no le ha parecido demasiado bien a Trump, especialmente activo en redes sociales, que ha usado su cuenta de Twitter para declarar, sin reparos, que sin su aparición en Solo en casa 2, “la película nunca será la misma”.

   Ese mensaje no fue el único que el presidente estadounidense transmitió en sus redes sociales, aprovechando para criticar a su homólogo canadiense, Justin Trudeau, al hilo del corte de su escena en la película.

   “Supongo que a Justin T no le gusta demasiado que le haga pagar la OTAN”, comentó Trump en su cuenta de Twitter con la particular sorna que le caracteriza en la red social.

   La escena eliminada en cuestión tiene como protagonista al joven Kevin (Macauley Culkin), que tras equivocarse de avión terminaba perdido en Manhattan. De nuevo alejado de su familia, el pequeño tenía que arreglárselas para intentar encontrarse con ellos.

   Era entonces cuando Trump hacía su aparición estelar en una breve secuencia. El protagonista le preguntaba por direcciones en la entrada del Hotel Plaza, que por aquel entonces era propiedad del actual presidente, y continuaba su camino.