Disminuye la presencia de tabaco en el cine, pero se mantiene la del alcohol

Actualizado 31/05/2013 16:24:00 CET
Imagen de la película Tener o no tener fumando
CEDIDA

Los protagonistas de las películas fuman menos desde la aplicación de una norma de 1998 que impidió a las tabacaleras publicitar en la gran pantalla. Pero, al mismo tiempo, ha aumentado la aparición de marcas de bebidas alcohólicas en las películas aptas para mayores de 13 años, el tiempo total en el que los personajes del filme aparecen bebiendo alcohol sigue siendo el mismo.

"Estos resultados son muy preocupantes", dijo David Jernigan, director del Centro para el Estudio de la Promoción del Alcohol y la Juventud de la Escuela Bloomberg de Salud Pública de Johns Hopkins, Baltimore. "En las películas, es como si toda ocasión fuera buena para beber", agregó Jernigan, que no participó del estudio.

"Esto se trata de la normalización social del consumo de alcohol. Los jóvenes son especialmente vulnerables al mensaje de que se puede beber a todas horas".

Los autores miraron las 100 películas más taquilleras de cada año entre 1996 y el 2009 para registrar cuándo aparecía un personaje consumiendo o manipulando alcohol y tabaco, y cuándo aparecía una marca en pantalla.

El equipo de Elaina Bergamini, del Centro de Oncología Norris Cotton, Lebanon, New Hampshire, registró 500 publicidades de tabaco y 2.433 publicidades de alcohol en las películas analizadas.

Hasta el año 2000, aparecían entre 58 y 98 marcas de productos de tabaco por año. A partir de 2006 disminuyeron y se registraron 22 apariciones por año. El tiempo que los personajes aparecían fumando también se redujo en las películas para adultos y jóvenes.

Eso muestra que la norma de 1998, que forma parte del Acuerdo Maestro entre las tabacaleras y los estados de Estados Unidos, frenó la publicidad que realizaba la industria del tabaco en la pantalla grande, según publica el equipo en JAMA Pediatrics.

Por otro lado, las apariciones de las marcas de bebidas alcohólicas en las películas aptas para los más jóvenes aumentaron de 80 a 145 por año durante el estudio. Budweiser fue la marca con más apariciones. La empresa Anheuser Busch no respondió las consultas de Reuters Health antes del cierre de esta noticia.

Jernigan opinó que, dado que es poco probable que se realice un acuerdo similar con la industria de las bebidas alcohólicas, toda regulación de la publicidad debería surgir de las empresas o de la industria del cine.

"Los niños que ven fumar en pantalla son más propensos a empezar a fumar -dijo Bergamini-. Existe la idea de que lo mismo ocurriría con el alcohol".

"Lo más sorprendente de las películas y la TV es que muestran el consumo excesivo de alcohol sin consecuencias -dijo Jernigan-. Esto le transfiere a los padres la responsabilidad de hablar de esos efectos".