Actualizado 18/04/2013 15:56 CET

Craig Zadan y Neil Meron repetirán como productores de los Oscar

Craig Zadan y Neil Meron, productores de los Oscar
Foto: GETTY Ampliar foto

   Los organizadores de los Oscar volverán a confiar en Craig Zadan y Neil Meron para producir la transmisión de la gala de los Premios de la Academia de Hollywood por segundo año consecutivo, pese a las críticas recibidas tras la ceremonia del pasado mes de febrero.

   La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, que entrega los premios más codiciados de la industria del séptimo arte, anunció que Zadan y Meron habían sido elegidos para producir la gala de los Oscar de 2014.

   "Craig y Neil cuentan con el apoyo abrumador de los directores de la Academia para producir de nuevo los Oscar en 2014", dijo el presidente de la Academia, Hawk Koch, en un comunicado.

   "Para dar continuidad al espectáculo enormemente exitoso de este año, sentíamos que era importante dar luz verde a estos profesionales consumados para comenzar a crear otra gran noche", agregó Koch. Zadan y Meron dijeron que tuvieron el honor de que les pidieran volver.

   La Academia no anunció quién será el presentador de la ceremonia de la próxima edición. El cómico, actor, director y creador de 'Padre de familia' Seth MacFarlane presentó la última edición de la gala.

BUENA AUDIENCIA Y CRÍTICAS

   La ceremonia de los Oscar del pasado mes de febrero registró la mayor tasa de audiencia televisiva en tres años, con cerca de 40,3 millones de estadounidenses, e impulsó la audiencia cuya franja de edad está comprendida entre los 18 y los 49 años, la más codiciada por los publicistas, en un 11 por ciento durante 2012.

   Sin embargo, hubo disparidad de críticas sobre MacFarlane por su mezcla de bromas sexistas y judías, y a muchos críticos de televisión no les gustó el espectáculo y una ceremonia llena de canciones y números de baile y actuaciones con cantantes como Barbra Streisand y Adele.

   La gala de los Oscar de 2014 tendrá lugar en el Dolby Theatre de Hollywood el 2 de marzo, una semana más tarde de lo normal, para evitar coincidir con la cobertura televisiva de los Juegos de Invierno en Sochi, Rusia.