Las 6 claves del final de Glass

Actualizado 21/01/2019 14:31:02 CET
Glass
DISNEY/UNIVERSAL

MADRID, 21 Ene. (CulturaOcio) -

Glass pone punto final a la trilogía que M. Night Shyamalan comenzó hace casi dos décadas con El protegido y que, varios lustros después, siguió Múltiple. Un filme, protagonizado por Bruce Willis, James McAvoy y Samuel L. Jackson, que cuenta con inesperados giros de guion propios del cineasta de El sexto sentido, y que sigue una misma constante: Lo que sucede en los cómics, tiene cabida en la vida real.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Glass arranca con el arresto del inquebrantable David Dunn (Willis) y de Kevin Wendell Crumb (McAvoy), el joven que alberga 24 diferentes personalidades cuya alianza conforma La Horda. Ambos son detenidos mientras se enfrentaban y son trasladados a un centro de salud mental, supervisado desde su llegada por la psicóloga Ellie Staple (Sarah Paulson).

La doctora les intenta convencer de que esas habilidades extraordinarias que poseen forman parte de una enfermedad mental que debe ser curada y les advierte: no sois superhéroes, tan solo tenéis un enorme ego y delirios de grandeza.

El tercer vértice protagonista lo cierra el Mr. Glass, aislado desde su arresto tras el clímax de El protegido. El villano ha estado esperando la oportunidad adecuada para escapar y llevar acabo un diabólico plan. La reaparición de su vieja némesis enciende su imaginación y empieza a preparar la gran batalla entre La Bestia y Dunn que se cobrará la vida de miles de personas. Estas son las claves del final de Glass:

LA TIENDA DE CÓMICS

Mientras Dunn es retenido en el hospital psiquiátrico, su hijo (Spencer Treat Clark) busca de la clave para liberar a su padre. La respuesta la encontrará en una tienda de cómics donde da con la clave: la relación entre el villano y una traumática infancia.

Y entonces, se enciende la bombilla. El personaje de Clark accede a Internet y descubre que el padre de Crumb fue asesinado en el catastrófico accidente ferroviario que orquestó Glass al comienzo de El protegido. Un múltiple asesinato que solo contó con un superviviente: Dunn.

BATALLA ENTRE TITANES

Cuando el hijo de Dunn llega a al hospital para revelar el pasado de Kevin, ya es demasiado tarde. La clásica batalla entre el superhéroe y su villano ha comenzado. A pesar de que el espectador espera que la lucha final se libre en el increíble rascacielos que será inaugurado esa misma mañana, la batalla entre el bien y el mal tiene lugar en el parking del psiquiátrico.

LA CABEZA PENSANTE

La pelea, que se cobra varias vidas humanas, se detiene cuando el personaje de Clark revela que Glass es el responsable de que salgan a la luz las habilidades de David Dunn y de los traumas que crearon las personalidades divididas de Kevin, tras provocar el accidente del tren, en el que iban subidos el padre de Kevin -el único que le defendía ante los abusos de su madre- y el propio David. La rabia invade el interior de La Bestia, quien culpa a Glass de todo su dolor y se dispone a acabar con él.

LA SOCIEDAD SECRETA

Justo cuando el conflicto está a punto de llegar a su máximo apogeo, un ejército de soldados SWAT aparece con armas, disparando a matar. La cámara enfoca en rápidos planos, tatuajes de una hoja trébol que varios de los soldados llevan en su muñeca, dando a entender que todos ellos pertenecen a una sociedad secreta.

¿QUIÉN ES EN REALIDAD LA DOCTORA STAPLE?

Tras disparar a Kevin, uno de estos soldados ahoga a Dunn en un charco de agua. Entonces, la doctora Staple se acerca y le pide que le dé la mano. Al entrar en contacto, Dunn -que, recordemos, además de ser indestructible puede percibir la maldad en las personas solo con tocarlas- deja patente que Staple también forma parte de la organización.

Lo poco que se sabe sobre esta es que su fin es mantener el equilibrio entre los humanos y los superhéroes. Este giro revela las verdaderas intenciones de la psicóloga: todo lo que dijo en el hospital era mentira. Los héroes existen y quería hacer creer al Protector que estaba loco.

EL PLAN FINAL

Al acabar con la vida de los tres protagonistas, la doctora y su organización piensan que han superado con éxito este 'incidente'. No obstante, Eliah guardaba un as bajo la manga. Su plan no consistía en provocar una masacre en Filadelfia, sino dar a conocer al mundo entero de la existencia de los superhéroes... y los supervillanos.

Usando el sistema de seguridad del centro, Glass envió la grabación que las cámaras del parking captaron a su madre, Casey Cook (Anya Taylor-Joy) y el hijo de Dunn. Los tres se sientan en la estación de tren donde Dunn probó por primera vez su capacidad de intuición, y observan cómo el secreto de los humanos con facultades extraordinarias se va expandiendo como la pólvora. La verdad está ahí fuera.