Un cine aterroriza a los niños al proyectar La Llorona en lugar de Pokémon: Detective Pikachu

Un cine aterroriza a los niños al proyectar La Llorona en lugar de Pokémon: Detective Pikachu
WARNER BROS
Actualizado 11/05/2019 18:48:51 CET

MADRID, 11 May. (CulturaOcio) -

Llega el fin de semana, toda la familia se junta para ir al cine a ver al adorable Pikachu en el estreno de Pokémon: Detective Pikachu. Unas palomitas, se apagan las luces... Y los niños de la sala empiezan a llorar, aterrorizados porque en lugar de un Pokémon, están viendo a La Llorona en acción. Un error de proyección en la sala que ha dejado en Montreal (Canadá) a más de un pequeño muerto de miedo.

Según ha contado Ryan George (Screen Rant) en un hilo de Twitter, la cosa empezaba con fuerza. En una película claramente con público infantil, el primer adelanto emitido fue el de Annabelle 3. Terror, pero podría entenderse que fuera un error del cine, subsanable para los siguientes. El tráiler que vino a continuación fue el del Joker de Joaquin Phoenix... Extraño para menores, pero no terrorífico.

"El cine en el que estoy está emitiendo el tráiler de Annabelle 3 antes de Detective Pikachu. NIÑOS NO MIRÉIS, ¡OH NO!", empieza el hilo de tuits de George que describen la tensa atmósfera creada en un estreno de claro ambiente familiar.

Por último, Chucky aparece en pantalla con el adelanto del Muñeco Diabólico. "Ahora está Chucky, ¡oh no niños, no!". Termina la tensa narración con la confirmación del error: en vez de aparecer un Pokemon, es La Llorona la que hace acto de presencia: "Oh Dios mío, están proyectando la Llorona en vez de Detective Pikachu".

En alguno de los vídeos posteriores, se ve con claridad cómo la sala confundió al público y, en vez de proyectar Pokémon: Detective Pikachu, pusieron La Maldición de la Llorona. ¿Resultado? Lloros por todas partes, gritos y todos los pequeños en sus butacas deseando irse a casa envueltos en lágrimas.

El cine, con la mejor de las intenciones, paró la proyección y trasladó a los asistentes a otra sala para poner, esta vez sí, al detective pokémon por el que habían pagado sus entradas.

La tecnología se compinchó con la mala suerte, pues la película se quedó en pausa y colapsada. "Al menos no hay más asesinatos en pantalla", concluía Ryan George en su Twitter. Una experiencia terrorífica y llena de sollozos, para lo que prometía ser una tarde en familia y con palomitas.

Contador