El Capitán América ya no es fascista

Actualizado 29/08/2017 14:52:12 CET
Secret Empire #10
MARVEL

MADRID, 29 Ago. (CulturaOcio) -

Marvel Entertaiment no ha podido morderse la lengua por más tiempo y ha adelantado que el Capitán América, por fin, deja a Hydra de lado en Secret Empire (Imperio Secreto en castellano). En el número 10 de la serie de cómics, Steve Rogers volverá a ser el de siempre para evitar que el fascismo se haga con el poder total del mundo.

El adelanto del número 10 de Secret Empire, publicado por The New York Times, desvela la vuelta del Capitán América más clásico. Después de que Hydra crease una versión de Rogers fiel a Cráneo Rojo utilizando el cubo cósmico Kobik, este guardó una versión 'pura' del personaje.

Una versión que cobrará vida en el décimo y penúltimo número de Imperio Secreto para enfrentarse a su versión fascista y así evitar que la organización fascista se salga con la suya. Por lo que, el próximo 30 de agosto, todo el universo de los cómics de Marvel volverá a la normalidad en la medida de lo posible después de lo ocurrido.

Secret Empire

"TENÍA ALGO IMPORTANTE QUE DECIR SOBRE LA DEMOCRACIA"

Desde mayo de 2016, el Capitán América se había cambiado al bando de Hydra gracias a una artimaña de la organización fascista con la que crearon una versión de Steve Rogers que era afín a las ideas de Cráneo Rojo. Una idea que fue muy criticada por los fans.

El guionista creador de toda esta historia, Nick Spencer, llegó a recibir amenazas de muerte por algunos lectores que le recriminaban haber convertido al Centinela de la Libertad en un antisemita. Más aún cuando sus cocreadores, Jack Kirby y Joe Simon, eran judíos.

"Sabíamos que la historia desafiaría a los lectores, pero también conocíamos como terminaría", explica Axel Alonso, editor jefe de Marvel, a The New York Times. "También pensamos que la historia tenía algo importante que decir sobre la democracia, la libertad y los valores fundamentales de América que encarna el Capitán América", aclara.

Además, Alonso aclaró que el que el final de esta serie concuerde con las manifestaciones de índole fascista que han estado abatiendo al país en las últimas semanas "es pura coincidencia". "Marvel no tenía ni idea de que Secret Empire acabaría al mismo tiempo que nuestro país está en un, llamémoslo, debate acalorado sobre el fascismo", sentencia.

Pero parece que sus quejas finalmente han tenido efecto en Marvel. Desde que en la Comic-Con de San Diego anunciaran que Mark Waid y Chris Samnee serían quienes liderarán los cómics de Capitán América, los lectores tenían muy claro que ese iba a ser el fin de Secret Empire.

Para leer más