Batman Day: Sus 13 momentos más ridículos en el cine

Actualizado 23/09/2017 13:20:39 CET
Batman
WARNER

MADRID, 23 Sep. (CulturaOcio) -

Como ocurre en prácticamente todas las grandes franquicias, Batman también tiene sus momentos ridículos en la gran pantalla. Ya sea por culpa del director, una mala interpretación de algún actor o un argumento poco creíble, algunas de las películas del hombre murciélago tienen partes que no consiguen pasar desapercibidas e incluso resultan ridículas.

Desde su aparición en 1989 hasta las versiones más modernas, la saga de Batman ha tenido que ir reinventándose. Sin embargo no todos los cambios son siempre para mejor, y sino que se lo digan a George Clooney, encargado de vestir el famoso traje de los "batpezones".

Personajes que no encajan en la película, villanos que parecen de todo menos malos o heridas que se curan milagrosamente. Son muchos los momentos ridículos que la franquicia de Batman esconde en sus películas, y con motivo del Batman Day, repasamos de la mano de Screen Rant los 14 momentos más llamativos.

BATMAN (1989): EL MUSICAL DE PRINCE

Si hay algo que Tim Burton podía haber evitado en la película de Batman (1989), es el exceso de canciones de Prince que, en algunos casos, hizo que la película pareciese un verdadero musical. Un ejemplo de ello es la escena en la que el Joker (Jack Nicholson) baila con toda su tropa en mitad del Museo de Arte de Gotham al ritmo de 'Partyman'.

BATMAN (1989): ¿ES BATMAN UN MURCIÉLAGO REAL?

Escabullirse de la cama por la noche, colgarse boca abajo y balancearse... Tim Burton fue demasiado lejos con la parte "murciélago" de Bruce Wayne, haciéndole parecer en alguna ocasión un hombre mentalmente perturbado.

BATMAN RETURNS (1992): EL DUCKMOBILE

Uno de los sellos de Tim Burton en Batman Returns es sin duda el ridículo Duckmobile de Pingüino. El hecho de que un hombre llamado pingüino vaya sobre un automóvil con forma de pato, hace que la escena sea lo más absurda posible. Sin embargo si se trata como algo aislado, son muchos los que consideran esta combinación como una verdadera manifestación del estilo de Tim Burton.

BATMAN RETURNS (1992): UNA GATA CON SIETE VIDAS

Al igual que con la parte murciélago de Batman, Tim Burton quiso que Selina Kyle (Michelle Pfeiffer) fuese una verdadera gata. Tanto es así que el personaje parece tener 7 vidas de verdad. Kyle cae de varios edificios, es electrocutada, e incluso disparada y sin embargo, Catwoman permanece intacta.

BATMAN FOREVER (1995): LA ACOSADORA DE BATMAN

Son muchas las cosas que podrían interpretarse como ridículas en Batman Forever, sin embargo una de las que más llama la atención es la forma tan exhaustiva con la que la doctora Chase Meridian persigue a Batman. Las técnicas de la doctora para atrapar a Batman le hacen parecer una verdadera acosadora.

BATMAN FOREVER (1995): LOS VILLANOS MÁS COLORIDOS

Dejando a un lado el crimen organizado, la corrupción o los asesinos a sueldo, los villanos de Batman Forever parecen sacados de una comedia animada. Dos Caras (Tommy Lee Jones) y Enigma (Jim Carrey) aparecen con un vestuario de los más colorido, lo que les da un aspecto de personajes de ciencia ficción más que de malos de la película.

BATMAN FOREVER (1995): JIM CARREY

Una de las interpretaciones más ridículas de Enigma fue sin duda la de Jim Carrey en Batman Forever. Dejando de lado su llamativo vestuario, el actor interpretó a enigma del mismo modo que a la Máscara un año antes, dando una visión equivocada del personaje, demasiado exagerada y extravagante. Tanto es así que en ocasiones parece que Batman esté luchando contra Jim Carrey en vez de contra Enigma.

BATMAN Y ROBIN (1997): UNA PELÍCULA RIDÍCULA

Batman y Robin es sin lugar a duda la película más catastrófica de Batman. Resulta casi imposible encontrar algo que no sea ridículo en la cinta protagonizada por George Clooney. El traje de Batman (con sus famosos "batpezones"), las estatuas de Godzilla, la tarjeta de crédito de Batman, Arnold Schwarzenegger como Sr. Frío o Uma Thurman como Hiedra Venenosa, son algunos ejemplos de por qué Batman y Robin fue un verdadero fracaso.

BATMAN BEGINS (2005): PERSONAJES DE CARTÓN

Christophe Nolan quiso aportar un mayor grado de realidad a su trilogía que, sin duda tuvo un gran efecto en la audiencia. Sin embargo, al aportar ese hiperrealismo a la película, lo artificial resalta más aún. Es el caso de los diálogos de Rachel Dawes (Katie Holmes) o el Dr. Thomas Wayne (Linus Roache), dos personajes que resultan bastante estereotipados y con unos diálogos carentes de emoción.

BATMAN BEGINS (2005): LA "BAT-VOZ"

Christian Bale hizo un gran trabajo reinventando el personaje de Bruce Wayne y Batman. Sin embargo, y a pesar de excelente actuación, su voz como el hombre murciélago resulta bastante ridícula. En vez de una voz ronca y amenazante su voz parece más un leve susurro que en algún punto, llega a resultar incluso cursi.

EL CABALLERO OSCURO(2008): EL PLAN DEL JOKER

Heath Ledger fue el encargado de la mejor interpretación que se conoce hasta la fecha del Joker. Sin embargo, dejando a un lado su maravillosa actuación, los planes del villano resultan un tanto ridículos. Robar el dinero de la mafia, participar en una batalla sin fin de ingenio con Batman, y romper la fe de la ciudad de Gotham en la humanidad son ciertamente planes ambicioso, aunque también resultan bastante inverosímiles.

EL CABALLERO OSCURO (2008): LA CARA DE DOS CARAS

Una de las cosas que más llama la atención de El Caballero Oscuro, es la cara quemada de Dos Caras. Dada la tendencia de Nolan al realismo, resulta chocante que la quemadura del villano resulte tan poco realista, asemejándose más a un personaje animado que a una persona real con media cara quemada.

BATMAN V. SUPERMAN (2016): EL MOMENTO MARTHA