Publicado 23/05/2021 14:26CET

Así era la secuela de 300 de Zack Snyder con el romance gay de Alejandro Magno que Warner rechazó

Así era la secuela de 300 de Zack Snyder con el romance gay de Alejandro Magno que Warner rechazó
Así era la secuela de 300 de Zack Snyder con el romance gay de Alejandro Magno que Warner rechazó - WARNER BROS.

   MADRID, 23 May. (CulturaOcio) -

   Zack Snyder ya se había hecho un nombre entre los fans de los cómics antes incluso de las películas del Universo DC como El Hombre de Acero o Liga de la Justicia. Y fue gracias, entre otras películas, a 300, la históricamente poco precisa pero muy espectacular recreación de la batalla de las Termópilas protagonizada por Gerard Butler. Pues bien, el director tenía una idea para una secuela, que Warner decidió rechazar.

   300, la adaptación del espectacular cómic de Frank Miller y Lynn Valley se estrenó en 2007, y ya tuvo una secuela siete años después (El origen de un Imperio), co-escrita y producida por Snyder, pero dirigida por Noam Murro. En esos tiempos, el cineasta ya estaba involucrado con el DCEU, pero en 2016 reveló que aún tenía algunas ideas para posibles secuelas de la cinta.

   Entre ellas destaca una -en la que Snyder ha estado trabajando hasta la pandemia de coronavirus-, que trasladaba la historia a los tiempos de Alejandro Magno para relatar, entre otras cosas, su romance gay con su principal consejero de cámara, Hefestión. Ésta idea estaba destinada a la tercera entrega de 300, pero finalmente Warner decidió rechazarla y se quedó en el cajón de los imposibles.

   "Simplemente no pude ni darle un bocado a ese proyecto", explicó el director en una entrevista con The Playlist. "Durante la pandemia, tuve unas conversaciones con Warner y esencialmente escribí el que iba a ser el capítulo final de 300. Pero cuando me senté a escribir el guion, me di cuenta de que estaba haciendo una película completamente diferente".

   "Estaba escribiendo sobre la historia de Alejandro Magno, y acabó convirtiéndose en una representación de su romance con Hefestión. Resultó ser una historia de amor, así que no encajaba realmente como tercera película", agregó sobre la diferencia con las dos anteriores entregas de 300.

   Por último, Snyder agregó que el concepto de por sí "era realmente genial. Se llamaba Sangre y Cenizas y es una preciosa historia de amor, de verdad, en mitad de la guerra. Me encantaría hacerlo, pero Warner dijo que no. Ya sabes... no son muy admiradores míos, es lo que hay", sentenció.

   Las relaciones entre el estudio y el director se han deteriorado bastante en los últimos años, sobre todo a raíz de Liga de la Justicia. Warner ya no está interesado en sus historias, y aunque querían otra película violenta de guerra antigua, Snyder acabó yendo por un camino muy diferente, y la tercera entrega de 300 con Alejandro Magno posiblemente nunca vea la luz.

Contador