Publicado 09/12/2021 19:13

Adiós, Lina Wertmüller: 5 películas imprescindibles de la irrepetible cineasta italiana

Adiós, Lina Wertmüller: 5 películas imprescindibles de la reconocida cineasta italiana
Adiós, Lina Wertmüller: 5 películas imprescindibles de la reconocida cineasta italiana - REGINA WAGNER / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

   MADRID, 9 Dic. (CulturaOcio) -

   Considerada una de las figuras más reconocidas del cine italiano, contemporánea de Bernardo Bertolucci, Liliana Cavani o Ettore Scola y pupila de Federico Fellini, Lina Wertmüller ha muerto a los 93 años. Con ella se va uno de los últimos referentes de los grandes cineastas de los 60 y 70 del país transalpino, sucesores del neorrealismo italiano. Además de ser la primera mujer en optar al Oscar a la mejor dirección, lo hizo en 1977 con 'Pascualino Siete Bellezas'.

   Una cineasta que, como Visconti, era de orígenes nobles. Nacida el 14 de agosto de 1928 en Roma, su familia de origen suizo pertenecía a la aristocracia. Enamorada durante su infancia de los cómics, como 'Flash Gordon', su vocación artística le llevó a graduarse en la Academia Nacional de Arte Dramático Silvio D'Amico en 1951, lo que llevó a viajar por toda Europa, trabajando como marionetista, actriz, directora de escena, escenógrafa, publicista y guionista.

   Gracias a su amistad con los actores Flora Carabella y Marcello Mastroianni, conoció a Federico Fellini, convirtiéndose en asistente de dirección del afamado largometraje '8 y 1/2'. Un año después, en 1963, debuta con su ópera prima 'I Basilischi', con la que dio inicio a una fructífera filmografía en la que abarcó la realidad de la clase obrera italiana, al igual que mostró sus posturas políticas, cercanas al comunismo y al anarquismo, sin olvidar tampoco la mirada feminista.

   Fiel a su compromiso por los derechos de las mujeres, cuando recogió el Oscar honorífico en 2019, pidió que la estatuilla pasase a tener un nombre de mujer, proponiendo que se llamase Ana.

   Nos deja una cineasta irrepetible cuyo legado intentamos resumir recordando sus cinco películas imprescindibles.

1.- I BASILISCHI (1963)

   Inédita en España, 'I basilischi' fue la ópera prima de Wertmüller y una de las mejores cartas de presentación de un cineasta, pues ya en este largometraje plasmaba su preocupación por la situación de la clase obrera italiana, con una trama situada en Palazzo San Gervasio, pueblo del que era procedente su familia, y una mirada feminista innovadora que seguía la línea de otras cineastas de la época como Agnès Varda.

2.- MIMÍ METALÚRGICO, HERIDO EN EL HONOR (1972)

   Comedia negra que daría inicio a una especie de tetralogía temática que protagonizó Giancarlo Giannini. La primera fue 'Mimí metalúrgico, herido en el honor', en la que retrata la mala fortuna de Mimí, el cual decide volver a Turín a buscar trabajar tras quedarse sin empleo y dejar a su mujer en su Sicilia natal. Giannini obtuvo el David di Donatello al mejor actor por este trabajo, que compitió por la Palma de Oro en el Festival de Cannes de 1972.

3.- AMOR Y ANARQUÍA (1973)

   Solo pasó un año para que Wertmüller trajese un nuevo filme protagonizado por Giannini. 'Amor y anarquía' es una comedia dramática ambientada en la Italia de los años 30 y que compitió en el Festival de Cannes de 1973, donde Giannini se alzó con la Palma de Plata al mejor actor. Un filme que narra una conspiración para matar a Mussolini en el que la cineasta divaga sobre las ideas revolucionarias y anarquistas.

4.- INSÓLITA AVENTURA DE VERANO (1974)

   No podía faltar la tercera cinta protagonizada por Giancarlo Giannini, que fue considerada uno de los mejores largometrajes extranjeros de 1975 por la National Board of Review. Una cinta en la que una egocéntrica millonaria, Raffaella, y un marinero comunista, Gennarino, acaban a la deriva en alta mar. Un filme que en 2002 tuvo un remake, 'Barridos por la marea', infame versión dirigida por Guy Ritchie y protagonizada por Madonna.

5.- PASCUALINO SIETE BELLEZAS (1975)

   Considerada la obra cumbre de Lina Wertmüller. La película fue nominada a cuatro Premios Oscar: mejor película internacional, mejor guion original, mejor actor para Giancarlo Giannini y mejor dirección para Wertmüller. Precisamente, fue esta candidatura la que hizo que la realizadora hiciera historia, al ser la primera mujer en optar al galardón. La historia de un tipo oportunista y taimado que busca venganza a la par que encontrar su lugar en la mafia italiana.