Los actores menos rentables de Hollywood

Actualizado 14/12/2013 12:34:15 CET
Collage actores menos rentables
Foto: CULTURAOCIO Ampliar foto

Los actores Adam Sandler y Katherine Heigl encabezan la lista de los menos rentables de la industria cinematográfica de Hollywood.

Así lo ha publicado la revista Forbes tras elaborar un ranking sobre los 10 actores que menos beneficios han generado en los últimos tres años. A diferencia de las listas anuales de la popular revista, en esta ocasión se evalúan las cifras desde junio de 2010 hasta el mismo mes de este año.

Teniendo en cuenta el beneficio que generan por cada dólar invertido en su contratación, el peor lugar de esta lista lo ocupa Adam Sandler, que devuelve 3,40 dólares por cada dólar ya que películas como 'Jack y Jill' o 'Desmadre de padre' no tuvieron en taquilla el reconocimiento esperado, aunque la revista ya avisa de que el próximo año su rentabilidad será mayor gracias al éxito de 'Niños grandes 2', estrenada este verano.

El segundo puesto en la lista lo ocupa Katherine Heigl, que por cada dólar que se invierte en ella genera 3,50. En la misma línea de proporcionar menos de 4 dólares por cada uno invertido se encuentra la actriz Reese Witherspoon. Parece que ninguna de las dos ha logrado asentarse como la nueva 'novia de Hollywood'.

Les siguen Nicolas Cage y Kevin James (6 dólares por cada uno invertido), Denzel Washington, que devuelve 8 dólares por cada uno que le pagan y Steve Carrel con 10 dólares. El octavo y noveno puesto lo ocupan respectivamente Jennifer Aniston y Matt Damon, ambos generadores de unos beneficios de 10,60 dólares, aunque se espera que tras los más de 300 millones de dólares que recaudó 'Elysium', Damon no figure en la lista el próximo año.

Seguidos muy de cerca y en el puesto número 10, la lista la cierra Ryan Reynolds, que genera 10,70 dólares por cada uno que las productoras invierten en él.

Forbes elabora el ranking de los actores menos rentables teniendo en cuenta las tres últimas películas protagonizadas por cada intérprete en los últimos tres años hasta el 1 de junio de 2013. Su rentabilidad media se calcula atendiendo a su salario, el presupuesto de la película y los datos en gastos diversos como la promoción.