76 años de Casablanca: 10 cosas que (quizá) no sabías del clásico de Ingrid Bergman y Humphrey Bogart

Actualizado 26/11/2018 16:59:49 CET
Casablanca
WARNER BROS.

MADRID, 26 Nov. (CulturaOcio) -

El amor imposible también triunfa. Prueba de ello es Casablanca, uno de los clásicos que marcó la historia del cine gracias, en parte, a las célebres actuaciones de Ingrid Bergman y Humpfrey Bogart en la piel de los amantes Ilsa y Rick. Ahora, el romántico filme de Michael Curtiz cumple 76 años y conviene hacer un repaso por las 10 curiosidades que contribuyeron a hacer única esta cinta.

LA INVASIÓN DE ÁFRICA

Cuando los Aliados invadieron el Norte de África en 1942, Warner quiso plasmar los hechos, alterando el final. La idea era situar a Rick y al Capitán Renault (Claude Rains) en mitad de la guerra. Afortunadamente, Rains se encontraba demasiado ocupado y el final quedó tal y como había sido grabado, como recomendó el productor, David O. Selznick.

EL TOQUE DE OTRO GRAN DIRECTOR

La secuencia de apertura de la cinta sitúa al espectador ante un plano inicial explicando cómo los refugiados de la II Guerra Mundial llegaron a Casablanca. En realidad, la imagen fue obra del cineasta Don Siegel, que más tarde crearía grandes títulos como Harry, el sucio o El seductor, ambas protagonizadas por Clint Eastwood.

TAMBIÉN EN LA PEQUEÑA PANTALLA

La cinta de Michael Curtiz traspasó la barrera cinematográfica y llegó a la televisión en dos ocasiones. La primera, entre 1955 y 1956; y la segunda en 1983. Una precuela del clásico que grabó cinco episodios y fue cancelada con tan solo dos capítulos emitidos.

EL REMAKE QUE PUDO SER Y NO FUE

El remake del famoso filme estuvo a un paso de hacerse realidad. Todo dependía del cineasta François Truffaut, que declinó el ofrecimiento de Warner Bros. afirmando además que "no era su película favorita de Humphrey Bogart".

DUDAS SOBRE 'AS TIMES GOES BY'

Sam (Doodley Wison) nunca habría tocado 'As Times Goes By'. La canción había sido escrita en 1931 por Herman Hupfeld para un musical de Broadway y se incluyó en la obra teatral en la que se basó la película. Pero Max Steiner ('Lo que el viento se llevó') quería una pieza original, por que lo pidió reemplazarla. Por suerte, Bergman no podía volver a grabar esas escenas y el tema se mantuvo.

SAM NO ERA PIANISTA

Sam, uno de los personajes secundarios más recordados en la historia del cine, cantaba y tocaba la batería pero en su vida se había enfrentado a un piano. Por ello, las escenas las cubrió el pianista Elliot Carpenter.

UN PROBLEMA DE ALTURA

La perfecta pareja cinematográfica en realidad tenía sus diferencias. Bergman medía 1.75 metros, mientras que Bogart a penas llegaba al 1.73, por lo que el equipo tuvo que colocar cojines bajo el galán en las escenas en las que aparecían sentados y falsear la imagen cuando estaban de pie.

"TÓCALA OTRA VEZ, SAM"

Después de "siempre nos quedará París", es una de las líneas más memorables del cine, pero nunca llegó a pronunciarse. Ilsa dice "Tócala, Sam. Toca 'As Time Goes By'", y Rick se une a la petición: "La tocaste para ella, la puedes tocar para mí ¡Tócala!". La frase como la conocemos es en realidad el título original de la película Sueños de seductor, de Woody Allen.

CITAS PARA EL RECUERDO

"Siempre nos quedará París"; "Tócala otra vez, Sam"; "Creo que esto es el principio de una gran amistad" y "Capturen a los sospechosos de siempre", son algunas de las frases de Casablanca elegidas entre las 100 mejores citas según la American Film, conviertiendo el clásico en el filme que más citas ha regalado para la historia.

LA MAGIA DE LA IMPROVISACIÓN

La famosa escena en París quedó plasmada de tal modo gracias al esfuerzo titánico de Bogart y Bergman, que acababan de recibir el guión y no sabían cómo dar vida a dos enamorados. Entonces, Bogart se remontó a su ideario cinematográfico y recitó una frase de su última película. De ahí nació el famoso "Esto es por ti, pequeña" mientras la flamante pareja brinda.