Actualizado 07/02/2016 12:08 CET

11 estrellas de los años 80 y 90 que acabaron en bancarrota

11 Estrellas De Los Años 80 Y 90 En Bancarrota
REGENCY ENTERPRISES/BUENA VISTA/NEW LINE CINEMA

MADRID, 7 Feb. (CulturaOcio) -

   No son pocas las estrellas de cine y televisión que, pese a vivir una época dorada a finales del siglo XX, no han logrado adaptarse del todo al siglo XXI. Con las innovaciones en el campo de la cinematografía, las nuevas tendencias audiovisuales y sobre todo el enorme desinterés por parte del público, muchos de esos antaño considerados como grandes ídolos de masas que acabaron arruinados.

   Y no, no es de Charlie Sheen de quien habla este artículo. Larga es la lista de estrellas de la pequeña y gran pantalla, que tras sufrir varios batacazos no consiguieron volver a levantar cabeza.

   Kim Basinger, Wesley Snipes, Pamela Anderson o Nicolas Cage entre otros son los desafortunados protagonistas de este ranking: 10 estrellas de los años 80 y 90 que se han declarado en bancarrota.

KIM BASINGER

   La que antaño fuese chica Bond formaba parte de un grupo inversor que esperaba dar el campanazo con un proyecto que incluía una atracción turística y un dentro de producción de cine y televisión en Georgia. Por desgracia, el proyecto falló y Basinger perdió millones. Después recibió una demanda de Line Pictures por un contrato verbal para protagonizar la película Boxing Helena. Pese a que el tribunal revocó la sentencia, para entonces la intérprete ya se había declarado en bancarrota.

WESLEY SNIPES

   El cazavampiros más famoso del cine (con perdón por Van Helsing) se declaró en quiebra en 2006 y pocos meses después fue acusado de fraude fiscal. Snipes fue declarado culpable de evadir 12 millones de dólares en impuestos y tuvo que ingresar tres años en prisión.

MC HAMMER

   En 1991 el rapero MC Hammer facturó más de 33 millones de dólares. En 1996, con una pérdida de 14 millones de dólares, tuvo que declararse en quiebra tras gastar su dinero en coches, aviones, una discográfica, una casa de 30 millones y ostentosas fiestas con sus más de 200 amigos.

GARY BUSEY

   La estrella de Point Break se declaró en bancarrota en 2012 tras reunir más de medio millón de dólares en deuda con el IRS, distintos abogados, el Centro Médico de UCLA, Wells Fargo y una mujer llamada Carla Loeffler, qien le demandó por asalto en un aeropuerto de Tusla en 2011.

PAMELA ANDERSON

   La ex vigilante de la playa tenía una deuda tan cuantiosa con el IRS que en 2013 se vio obligada a vender su casa de Malibú por 7 millones 750 mil dólares.

NICOLAS CAGE

   Tan sólo en 2009, el actor ganó 40 millones de dólares. Para entonces era propietario de una casa en Malibú, una casa de campo, un castillo medieval, el castillo Midford, tenía propiedades en las Bahamas y una isla propia en el archipiélago de Exuma. El IRS le regaló una factura de 6 millones 200 mil dólares y el actor demandó a su contable por fraude. En la actualidad, Nicolas Cage vive más modestamente.

GARY COLEMAN

   Coleman, el inolvidable Arnold que murió en 2010 debido a un traumatismo cerebral tras tropezar y caer por las escaleras de su casa, se declaró en bancarrota en 2009. El que antaño fue el actor mejor pagado de la televisión, con una facturación de 7 millones de dólares, achacó sus problemas económicos a los costes médicos y una dura e interminable lucha con sus padres adoptivos.

TODD BRIDGES

   Bridges interpretó al adorable Willis Jackson en la serie Arnold, cobraba una media de 15.000 - 30.000 dólares a la semana. Por desgracia perdió toda su fortuna durante su lucha contra la drogadicción.

WILLIE NELSON

   En 1990 Nelson debía al IRS 16,7 millones de dólares en impuesto atrasados. Ante su negativa a pagar, las autoridades allanaron su casa-rancho en Texas. El icono de la música country culpó de todo a su contable tras declararse en bancarrota.

NICOLE EGGERT

   Otra estrella de los vigilantes de la playa que saboreó el amargo sabor de la 'pobreza'. Eggert se vio obligada a vender su casa en Los Ángeles en 2015 por 1 millón 150 mil dólares para poder pagar sus facturas de estéticas.

JODIE SWEETIN

   La pequeña y adorable Stephanie Tanner de la teleserie Padres Forzosos creció... y no le fue muy bien. La actriz cayó en barrena y tuvo que entrar en rehabilitación por su adicción a la metanfetamina, se divorció de su marido Cody Herpin y su casa fue embargada. La joven actriz parece que ha remontado el vuelo y la veremos junto al resto de sus compañeros de antaño en Fuller House, la secuela de la serie que apadrina Netflix.