Publicado 20/06/2020 11:05:33 +02:00CET

10 películas carísimas que fueron un fracaso total

Películas muy caras que fueron un fracaso
Películas muy caras que fueron un fracaso - UNIVERSAL/WARNER

   MADRID, 20 Jun. (CulturaOcio) -

   Lógicamente, cuando un estudio de cine se gasta una millonada de dólares en una película, lo que espera es que tenga una buena acogida por el público y que su recaudación supere a lo invertido. Pero no siempre es así, ya que gran presupuesto no es sinónimo de éxito. Y éstos 10 ejemplos lo demuestran.

   Cada año, sobre todo en la época estival, llegan a las salas algunas películas destinadas a convertirse en grandes taquillazos. En los últimos tiempos, esto suele asociarse a las diferentes franquicias como Star Wars, Marvel o Harry Potter. Universos que los fans quiere volver a visitar una y otra vez. Pero, ¿qué pasa con el resto de películas de la cartelera?

   Pues que, pese a su gran presupuesto, su reparto cargado de estrellas o sus grandes cineastas involucrados, acaban pegándose el batacazo en taquilla. Éstas 10 películas no sólo no lograron el éxito esperado, sino que algunas supusieron pérdidas millonarias.

VALERIAN Y LA CIUDAD DE LOS MIL PLANETAS

   Valerian es la película independiente más cara de la historia, ya que EuropaCorp, la compañía del director Luc Besson, gastó casi 200 millones de dólares en ésta épica de ciencia ficción. Independientemente de las críticas y las malas actuaciones, el cineasta hizo lo que quiso, aunque el público no supo darle respuesta, y la cinta recaudó 225 millones de dólares en todo el mundo.

TRANSCENDENCE

   Ni siquiera contar con Johnny Depp como protagonista salvó a Transcendence, el debut cinematográfico de Wally Pfister, habitual colaborador de Christopher Nolan, de pasar con más pena que gloria por los cines. Con un presupuesto en torno a los 100-150 millones de dólares, la cinta de ciencia ficción sólo tuvo una recaudación global de 103 millones.

ACERO PURO

   ¿Hugh Jackman entrenando a robots de combate gigantes? ¿Qué podría salir mal? Pues a ojos del público, todo. Porque la historia familiar de un padre que busca reencontrarse con su hijo a través del boxeo robótico recaudó algo menos de 300 millones de dólares en todo el mundo, cuando una película de éstas magnitudes cuesta más de 100 millones.

EL HOMBRE LOBO

   Por una serie de problemas con el director original Mark Romanek, que fue sustituido por Joe Johnston, El Hombre Lobo de Benicio del Toro amplió su presupuesto inicial de 85 millones a 150. Pero, pese a ganar el Oscar a mejor maquillaje, la revisión del clásico personaje de terror no recibió el éxito pretendido, recaudando tan sólo 139 millones de dólares en todo el mundo.

LA GRAN MURALLA

   La Gran Muralla ya se estrenó con polémica al presentar a una estrella occidental, en este caso Matt Damon, como salvador de la cultura china, en un claro intrusismo cinematográfico. Pero la verdad es que la premisa, pensar que la gran muralla china se construyó para proteger a sus habitantes de los monstruos, tampoco era nada del otro mundo. Aun así, con un presupuesto de 150 millones, la cinta recaudó 335 millones de dólares, la gran mayoría en el mercado asiático.

EL APRENDIZ DE BRUJO

   Surgida de la exitosa colaboración entre el director Jon Turteltaub y Nicolas Cage en La Búsqueda, El Aprendiz de Brujo pretendía sentar las bases de una nueva franquicia mágica al estilo Harry Potter. Sin embargo, su perezosa y socarrona trama no fue del agrado del público, que le proporcionó una recaudación global de 215 millones de dólares frente a los 150 de presupuesto, y obviamente descartó inmediatamente una secuela.

JACK EL CAZAGIGANTES

   Con Bryan Singer a la cabeza, el hombre que impulsó y luego hundió la franquicia X-Men, Jack el Cazagigantes pretendía seguir los pasos de otras adaptaciones exitosas como Alicia en el país de las maravillas de Tim Burton. Y Warner lo intentó, con un presupuesto de 220 millones de dólares, de los que sólo logró recaudar 197 millones. Eso sí, Ewan McGregor se lo pasó en grande filmándola.

EL CAZADOR Y LA REINA DE HIELO

   Otro ejemplo de cuento clásico con una revisión oscura y retorcida que no agradó al público. La secuela de Blancanieves y el Cazador con Chris Hemsworth no siguió, para nada, los pasos de su predecesora, que había recaudado casi 400 millones de dólares. Unos escasos 165 millones de dólares en taquilla frente a los 115 millones de presupuesto fue el resultado de ésta innecesaria secuela.

LA LEYENDA DE TARZÁN

   Un presupuesto de 180 millones de dólares hicieron falta para contar de nuevo, con más romanticismo y menos acción que nunca, La leyenda de Tarzán. Con un veterano director de taquillazos como David yates al frente del proyecto, la cinta recibió críticas mixtas, pero sólo logró recaudar 356 millones de dólares en todo el mundo.

BATTLESHIP

   Battleship es el claro ejemplo de lo que pasa cuando intentas hacer una película de Michael Bay sin Michael Bay. Motivados por el éxito de Transformers, en Hasbro intentaron adaptar el juego de mesa Hundir la flota a la gran pantalla. Una mala idea que les costó la friolera de 209 millones de dólares. El público, por su parte, respondió con 303 millones de dólares de recaudación, algo muy bajo para un blockbuster de verano.

Contador

Para leer más