Sophie Turner: La evolución Sansa Stark en Juego de Tronos es un "espejo" del movimiento #MeToo

Sansa y Ramsay Bolton en Juego de tronos
HBO
Actualizado 19/06/2018 18:03:34 CET

MADRID, 19 Jun. (EDIZIONES) -

Al menos medio año. Eso es lo que queda para que la última temporada de Juego de Tronos llegue a HBO. Mientras tanto, y a la espera del primer tráiler o imágenes oficiales, las entrevistas que van concediendo los actores y actrices de la ficción inspirada en la obra de George R.R. Martin son el único consuelo para una legión de fans tan extensa como los Siete Reinos.

Un desenlace que contará con seis capítulos en los que Sophie Turner se despedirá de Sansa, el personaje al que viene interpretando desde que tenía apenas 15 años. En una entrevista concedida a ScreenDaily, la actriz británica da sus razones sobre por qué Sansa podría ser un ejemplo para el movimiento #MeToo y confiesa sus sensaciones ante el esperado final de la serie que ha marcado su vida profesional.

Con David Benioff y DB Weiss como showrunners, los últimos seis episodios de la ficción de HBO saldrán a la luz a comienzos de 2019. "Lo más difícil van a ser los meses siguientes una vez que Juego de Tronos haya acabado. En este momento estoy en el medio, así que no me como demasiado la cabeza por eso todavía", explica Sophie al respecto de esta cada vez más inminente despedida al personaje.

Turner asegura que recibió los guiones "unas dos semanas" antes del inicio del rodaje. "De hecho, esto lo hace mucho más emocionante", asegura la intérprete británica, segura de que lo mejor para su personaje, una vez liberada de las ataduras y el maltrato masculino tras la muerte de Ramsay Bolton, está por llegar.

"Ya no está bajo el mando de nadie. Aquella [la séptima] fue la primera temporada en la que ella tuvo el control total de lo que representa y un porcentaje de responsabilidad sobre el Norte. Fue realmente emocionante hacerlo y creo que hizo un trabajo brillante", detalla.

"SE FORTALECIÓ TRAS EL HORROR"

"Es un mensaje realmente poderoso, el hecho de que estén pasando por todas esas cosas y ella está saliendo del otro lado. Ella usó todo lo que aprendió hasta ahora para su beneficio. Soportó tanto horror y realmente fue prisionera temporada tras temporada. Pero ella tomó todo eso y se fortaleció", asegura Turner acerca del espejo que puede suponer Sansa para millones de mujeres que sufren o han sufrido abusos en el mundo real.

"Es curioso la forma en que [la historia de Sansa] refleja lo que está sucediendo en la vida real, en toda la industria en este momento. Es realmente interesante cómo todas estas mujeres que están expuestas al horror y la opresión, se están posicionando en contra de las personas que les han hecho daño. Creo que es por eso que conecté tanto con el movimiento #MeToo. No solo por ser feminista, sino también por ese personaje", recalca la actriz inglesa.

En este aspecto, Turner valora la función social de la televisión. "Nuestro papel como creadores es poner un espejo en el que pueda mirarse la sociedad. A la vez, creo que es muy importante tener esa vía de escape. Es por eso que Juego de Tronos es un espectáculo maravilloso, porque proporciona ambas cosas".

En cuanto al futuro de Juego de Tronos, o al menos de los posibles spin-offs relacionados con esta serie, Turner reconoce que, aunque será difícil alejarse de Sansa, ese será el paso correcto. "Este personaje me ha dado tanto... y yo he dado muchísimo por ella. Me encanta, pero es hora de seguir adelante".