Breaking Bad: Así eran dos deprimentes finales alternativos

Breaking Bad
AMC
Actualizado 28/01/2018 11:41:53 CET

MADRID, 28 Ene. (CulturaOcio) -

Para -casi- todos los fans de la serie, Breaking Bad tuvo el mejor final que se le podría haber dado. Walter White (Bryan Cranston) desapareció para siempre en su laboratorio tras acribillar a balazos al grupo de neonazis, liberar a Jesse de su cautiverio y dejar a su familia con un pequeño porcentaje de su fortuna. Sin embargo, todo podía haber sucedido de manera muy diferente.

Vince Gilligan, creador de la ficción, confesó que tanto él como el equipo de guion de Breaking Bad habían sopesado un par de finales más para el último capítulo de la serie, titulado Felin'. Con motivo del décimo aniversario del estreno, Gilligan aseguró que uno de estos finales alternativos dejaba a Walter como único superviviente después de que todos sus seres queridos hubiesen sido asesinados.

"Recuerdo que una tarde, alguien dijo -y estuve un rato interesado en eso-: '¿No sería realmente irónico si Walt fuese el único en sobrevivir a esto?'. Porque parece tan obvio que Walt debería fallecer al término del episodio final... que tal vez él pueda ser el único que queda con vida. Tal vez tenga una sentencia de muerte, pero salimos con él vivo, y quizá toda su familia haya sido eliminada. Eso habría sido realmente, jodidamente oscuro", recordó el director.

Dicho final hubiese supuesto, quizá, el momento más oscuro de la serie, lo que ya es mucho decir teniendo en cuenta el contenido de esta ficción de cinco temporadas y hasta 62 episodios. La propuesta, finalmente desechada, habría acabado con Skyler, Walt Jr., Jesse y todos los demás, dejando solo y destrozado al protagonista.

Pero no fue el único final que el equipo de Breaking Bad tuvo en mente. El guionista Sam Catlin recogió las palabras de su amigo, y en declaraciones a Variety comentó el segundo final posible que nunca fue tal. En este se presentaba a Walter muriendo silenciosamente y sin dejar un gran impacto en el mundo que lo rodeaba.

"Hubo un debate al respecto, y había una versión en la que se moría en una camilla de un hospital, como una especie de John Doe mientras la vida continuaba sin él. Creo que el pensamiento detrás de eso era que gran parte de lo que perseguía era una sensación de estatus y un sentido de importancia. Hubiera sido más sombrío para él ser apartado a un lado y ser pasado por alto al final", remató el escritor.