Publicado 21/05/2021 17:28CET

William y Harry cargan contra la entrevista de la BBC a Lady Di: "Contribuyó a empeorar la relación de mis padres"

Archivo - LADY DI Y EL PRÍNCIPE CARLOS
Archivo - LADY DI Y EL PRÍNCIPE CARLOS - GETTY IMAGES - Archivo

   MADRID, 21 May. (CulturaOcio) -

   Una investigación interna de la BBC ha esclarecido las circunstancias en torno a la famosa entrevista de la princesa Diana en 1995. El periodista Martin Bashir mintió e incluso mostró documentación falsa para conseguir la entrevista, en la que Lady Di admitió sus problemas maritales y destapó la relación entre el príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles. A la luz de esta investigación, tras la que la BBC ha pedido públicamente disculpas, los príncipes William y Harry, hijos de Diana Spencer, se han pronunciado al respecto.

   "Es bienvenido que la BBC acepte estos hallazgos, que son extremadamente preocupantes, de que los empleados de la BBC mintieron y usaron documentos falsos para obtener la entrevista con mi madre; hicieron afirmaciones espeluznantes y falsas sobre la familia real que jugaron con sus temores y alimentaron la paranoia; mostraron una incompetencia lamentable al investigar quejas y preocupaciones sobre el programa; fueron evasivos en sus informes a los medios y encubrieron lo que sabían de su investigación interna", dijo William en un comunicado compartido a través de Twitter.

   "Creo que la forma engañosa en que se obtuvo la entrevista influyó sustancialmente en lo que dijo mi madre. La entrevista contribuyó a empeorar la relación de mis padres y ha herido a muchas personas. Me provoca una tristeza indescriptible saber que los errores de la BBC contribuyeron significativamente al miedo, paranoia y aislamiento que recuerdo de esos últimos años con ella", añadió.

   "Pero lo que más me entristece es que, si la BBC hubiera investigado adecuadamente las quejas y preocupaciones planteadas por primera vez en 1995, mi madre habría sabido que había sido engañada. No solo le falló un periodista deshonesto, sino también los líderes de la BBC, que miraron para otro lado en lugar de plantearse las preguntas difíciles", concluyó el duque de Cambridge, que pidió que la entrevista no se volviera a emitir.

   Por su parte, el príncipe Harry lanzó otro comunicado de la mano de Us Weekly en el que destacó la "resiliencia, valentía y honestidad" de su madre. "El efecto dominó de una cultura de explotación y prácticas poco éticas finalmente le quitó la vida. Para aquellos que han asumido alguna forma de responsabilidad, gracias por reconocerla. Ese es el primer paso hacia la justicia y la verdad. Sin embargo, lo que me preocupa es que prácticas como estas, e incluso peores, todavía están muy extendidas", dijo.

   "Al proteger su legado, protegemos a todos y defendemos la dignidad con la que vivió su vida. Recordemos quién era y qué representaba", sentenció el marido de Meghan Markle.

   La investigación interna encargada por la BBC sobre las circunstancias que rodearon esa entrevista televisada, en la que la princesa Diana reconoció sus problemas maritales, ha concluido que no se cumplieron "los estándares de integridad y transparencia" en la preparación de la misma, tal como venía denunciando la familia.

   Casi 23 millones de personas vieron el programa, en el que Lady Di, como se la conocía popularmente, pronunció la frase "éramos tres en este matrimonio", en alusión a la relación que venían manteniendo su aún marido, el príncipe Carlos, y Camila Parker.