Sofía Vergara es la más poderosa de la TV según la revista Forbes

Actualizado 30/11/2013 16:28:07 CET
Sofia vergara
Foto: GETTY Ampliar foto

La actriz Sofía Vergara, que lleva dos años consecutivos consolidada como la actriz mejor pagada de la televisión, ahora también es la persona más poderosa, destronando al también actor Ashton Kutcher.

   Según el último informe de la revista Forbes, Vergara ha conseguido superar este año los ingresos del actor de 'Two and a half men', lo que la convierte en "la más poderosa y con mayor influencia de la pequeña pantalla".

   La actriz se convierte así en la primera en romper la tendencia de que los hombres ganan más que las mujeres en la industria del espectáculo. Forbes calcula que los beneficios totales acumulados por la actriz en el período que va desde junio de 2012 hasta el mismo mes de este año se elevan hasta los 30 millones de dólares; frente a los 24 que percibe Kutcher.

   La razón, según informa la revista, está en los numerosos contratos publicitarios que Vergara ha firmado gracias a la popularidad que le ha proporcionado su participación en la serie 'Modern Family'.

   Además de prestar su imagen a marcas como Pepsi, Cover Girl y H&S, Sofía Vergara se inició el año pasado en el mundo de la moda. Ha diseñado importantes proyectos que le han reportado grandes beneficios como una colección de ropa para la cadena de almacenes Kmart, así como una línea de mobiliario para la empresa Rooms To Go.

   Por tanto, la diferencia entre los ingresos de Vergara y Kutcher radica precisamente en lo que la actriz adquiere gracias a su trabajo fuera de la serie, ya que en comparación, el actor cobra más por cada episodio de 'Two and a half men' que lo que percibe la actriz y modelo por un capítulo de 'Modern Family'.

   Además, todos estos trabajos 'extratelevisivos' de la actriz se han comenzado a producir a raíz de la demanda que ella misma interpuso contra FOX -cadena que produce y emite 'Modern Family'- hace dos años para propiciar un cambio en su contrato, que en su momento le prohibía compaginar su faceta de actriz con otros empleos, además de tener un sueldo considerablemente inferior al que percibe en la actualidad.