Publicado 31/03/2020 17:44:16 +02:00CET

¿Quién fue Charles Lindbergh? Los personajes reales tras La conjura contra América, la serie de HBO

La conjura contra América
La conjura contra América - HBO

   MADRID, 31 Mar. (CulturaOcio) -

   David Simon y Ed Burns, los creadores de la imprescindible The Wire, han vuelto con ganas de revolucionar la historia una vez más. Y lo han hecho con La conjura contra América, una serie ambientada en una realidad alternativa en 1940 que narra lo que hubiera sucedido en Estados Unidos si los fascistas y no Roosevelt hubiesen ganado las elecciones en plena II Guerra Mundial.

   La conjura contra América presenta una historia alternativa de los Estados Unidos en la que Charles Lindbergh, un piloto antisemita y partidario de la Alemania Nazi, consigue irrumpir con fuerza en el panorama político como alternativa radical contra el presidente Roosevelt. La serie presenta esta trama desde el punto de vista de una familia judía obrera en Nueva Jersey explorando qué hubiera pasado si el fascismo también hubiera llegado al poder en América.

   La miniserie, que consta de seis episodios, es también a su vez una dura crítica al sistema en los tiempos de Donald Trump. Y al ser una narrativa con tantas dosis de historia, es imposible no preguntarse qué parte de la trama es real y cuál es ficción. ¿Existió realmente Charles Lindbergh? ¿Y la familia protagonista, los Levins?

UNA HISTORIA REAL, SACADA DE UNA NOVELA

   Para responder a estas preguntas, es fundamental recordar que La conjura contra América es una serie basada en el libro homónimo Philip Roth publicado en 2014. El escritor es conocido por incluir grandes elementos autobiográficos en sus obras, en las que explora la identidad de la sociedad estadounidense, y esta obra no es la excepción. En ella, pese a relatar una historia alternativa, Roth presenta una serie de personajes que efectivamente existieron en la vida real, concretamente en su infancia... incluido el propio Charles Lindbergh.

   Éstos elementos autobiográficos de Roth, cuya familia era judía y cuyos padres eran estadounidenses de segunda generación, se identifican también claramente también en la adaptación de HBO. De hecho, el libro se inspira en algunas vivencias propias de su juventud y las traslada a la ficción para dibujar cómo habría afectado en su estructura familiar el ficticio régimen fascista de Lindbergh.

   Prueba de ello es el nombre del hijo pequeño de los Levin, Philip, en referencia al propio autor, aunque este elemento ha sido modificado en la serie. La novela, relatada precisamente desde el punto de vista del joven Philip, utiliza los nombres reales de la familia de Roth que también aparecen en la serie, como su hermano Sandy o sus padres Herman y Bess.

   El protagonista de La conjura de América nace en 1933, año real del nacimiento del autor, e incluso el vecindario que aparece en la serie de HBO está inspirando en el barrio real en el que se crió Roth.

   El escritor pasó la mayor parte de su infancia en 81 Summit Avenue de Weequahic, Nueva Jersey. Hasta finales de la década de los 60, Weequahic era en gran parte un barrio judío de clase media. Pero debido a la migración de afroamericanos, junto con el crecimiento de los suburbios de la posguerra, hubo un importante cambio en su población, con mayor variedad étnica.

LA REALIDAD DE UN NIÑO JUDÍO

   Así, la trama de La conjura contra América parte de las experiencias reales del autor en su infancia para crear una realidad alternativa y, en algunos puntos, aterradora. A esto contribuyó definitivamente que Nueva Jersey fuera una de las ciudades con más problemas antisemitas entre 1930 y 1940, ya que tenía una gran población de origen alemán conviviendo con barrios judíos como Weequahic. De hecho, el barrio de Irvington, que colinda con Newark y con Wequahic se consideraba un vivero de las ideas nacionalsocialistas.

   Mientras Roth crecía, fue testigo de todas estas injusticias raciales tanto a través de los sucesos de su vecindario como a través de las vivencias e influencia de su padre, un firme defensor de Roosevelt.

   Pero no fue hasta su etapa adulta cuando descubrió que Lindbergh efectivamente estuvo a punto de presentarse como candidato a la presencia frente a Roosevelt. Una revelación que fue el detonante de La conjura contra América, el dato que en última instancia inspiró la idea de la novela en la que se basa la serie de HBO.

¿QUIÉN FUE REALMENTE CHARLES LINDBERGH?

   Charles Lindbergh, el personaje de Ben Cole, fue un piloto de aviación con una marcada ideología antisemita nacido en 1902 que se hizo famoso por lograr hacer un vuelo desde Nueva York a Paris sin paradas, algo considerado una proeza en la época.

   En 1932, la desgracia se cernió sobre la familia Lindbergh cuando su hijo Charles, de 20 meses, fue secuestrado y asesinado por Richard Hauptmann en lo que los medios de comunicación estadounidenses calificaron como "el crimen del siglo".

   Lindbergh recibió la ayuda de algunas grandes figuras públicas de ese momento, incluyendo la del mafioso Al Capone, pero la pérdida de su joven hijo marcó definitivamente a la familia Lindbergh, que se exilió a Europa de 1935 a 1939. Estos hechos quedan reflejados en La conjura contra América a través de la tía de Philip, Evelyn, el personaje interpretado por Winona Ryder, y su teoría de la conspiración a raíz de la desaparición ficticia del piloto en 1942.

   Al igual que en la serie y en la novela, Lindbergh fue una de las voces más notorias a favor del no-intervencionismo, es decir, aquellos que se oponían a la participación de Estados Unidos en la II Guerra Mundial y abogaban por desoír la petición de ayuda de Reino Unido. Abiertamente partidario del régimen nazi, Lindbergh fue uno de los principales detractores de la política de Roosevelt.

   Incluso llegó a argumentar que los judíos eran agitadores de la guerra, pero finalmente, y en contra de lo que ocurre en la serie, decidió retirarse de la vida pública para intentar conservar su condición de héroe estadounidense. En 1941 el presidente Roosevelt contestó públicamente a sus comentarios, declarando que era un nazi y alejándolo de su figura de héroe patrio. "Si me muero mañana, quiero que sepas esto, estoy absolutamente convencido de que Lindbergh es un nazi", escribió el presidente en una carta a su secretario del tesoro.

   Se rumorea que Roth comenzó a concebir su novela mientras leía parte del trabajo inédito de Arthur Schlesinger, quien menciona que algunos senadores republicanos de la época querían que Lindbergh fuese el candidato del parido contra Roosevelt, algo que por suerte para el pueblo americano nunca llegó a suceder.

   Por último, cabe destacar que Lindbergh fue mucho más que un simple partidario nazi. También fue un reputado inventor y un activista que luchaba por la preservación de la vida silvestre. Como inventor, trabajó con eminencias como Robert Goddart, cuyos avances ayudaron en los viajes espaciales, y con el Premio Nobel Alexis Carrell, un cirujano considerado uno de los precursores de los trasplantes de órganos artificiales.

Para leer más