Publicado 27/10/2020 19:07CET

La historia real tras Gambito de Dama, la serie de ajedrez de Anya Taylor-Joy en Netflix

Anya Taylor-Joy protagoniza la iniserie Gambito de Dama
Anya Taylor-Joy protagoniza la iniserie Gambito de Dama - PHIL BRAY/NETFLIX - Archivo

   MADRID, 27 Oct. (CulturaOcio) -

   Gambito de Dama es la nueva miniserie de Netflix protagonizada por Anya Taylor-Joy (Múltiple, Los Nuevos Mutantes) que sigue la historia de la talentosa ajedrecista Beth Harmon. Y aunque la serie está inspirada en el personaje ficticio de la novela homónima escrita por Walter Tevis, el autor se inspiró en algunos jugadores de ajedrez reales para desarrollar la historia de la protagonista.

   Aunque el escritor de la novela, fallecido en 1984, catalogó su obra como "un tributo a las mujeres inteligentes" en un artículo de The New York Times publicado en 1983, en realidad para crear a su personaje protagonista Beth Harmon (Anya Taylor-Joy) se inspiró en varios jugadores profesionales de ajedrez reales... y todos ellos eran hombres, incluido él mismo, ya que era un ávido competidor de este deporte.

   "Empecé jugando al ajedrez con mi hermana y los niños de mi calle", explicó en una entrevista con Times antes de su muerte. "Una vez gané un premio de 250 dólares y me convertí en un jugador de Clase C", añadió sobre su propia vivencia en el complejo mundo del ajedrez.

   Para aquellos no familiarizados con las competiciones de ajedrez, un jugador de Clase C es aquel que ha obtenido una puntuación entre 1400 y 1599, cifras que marcan el porcentaje de probabilidad de ganar frente a cualquier otro jugador. Es decir, aunque Tevis llegó a estar en el ranking, su porcentaje distaba mucho de el de la protagonista de Gambito de Dama, Beth, que al jugar internacionalmente ostentaría una puntuación de al menos 2400 de probabilidad de victoria.

   Sin embargo, la serie de Netflix no sólo toma inspiración de la novela de Tevis. Sus creadores también han bebido de la historia real de otro gran y muy mediático ajedrecista, el estadounidense Bobby Fischer. Su historia ya fue fue llevada a la pantalla en la película de 2014 El caso Fischer, protagonizada por Tobey Maguire (Spider-Man) y de ella también han tomado algunos elmentos para armar la vida y logros de Beth Harmon.

   Tal y como explicó el guionista y director de Gambito de Dama, Scott Frank, en una entrevista con Entertaintment Weekly: "Había visto El caso Fischer, la película de Ed Zewick, y eso me hizo darme cuenta que no tenía que mostrar el tablero demasiado. Gran parte de la película se centró en los rostros de Liev Schreiber y Tobey Maguire, que es todo lo que necesitas saber", explicó en alusión a cómo gran parte de la carga dramática de la serie se sustenta en la actuación de Taylor-Joy.

   De hecho, Gambito de Dama relata la historia del ascenso y triunfo de Beth Harmon, que culmina con su viaje a Rusia para competir con los mejores jugadores del país soviético. Algo similar ocurrió en la vida real cuando Bobby Fischer ganó el campeonato mundial en 1972 contra el jugador ruso Boris Spassky, aunque en realidad la final se disputó en Islandia y no en la URSS como ocurre en la serie de Netflix.

   Otros aspectos de la historia de Beth, como su medicada infancia o su alcoholismo -que en cierto modo la ayuda a triunfar en el mundo del ajedrez- también están inspirados en hechos reales, en este caso extraídos en la propia vida del autor. El propio Tevis dijo de su novela El hombre que cayó a la Tierra, protagonizada por un extraterrestre alcohólico, que la historia era en realidad "una autobiografía muy disfrazada".

   Los siete capítulos de Gambito de Dama ya están disponible en Netflix.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    10 errores históricos de la temporada 4 de The Crown

  2. 2

    Así luce Daniel Craig como el nuevo Magneto de X-Men del Universo Marvel

  3. 3

    The Mandalorian: ¿Quién es el gran almirante Thrawn al que busca Ahsoka Tano?

  4. 4

    Así era la primera versión de Harry Potter y La Piedra Filosofal

  5. 5

    Así eran los estrafalarios trajes alternativos de Vengadores: Endgame para viajar en el tiempo