Publicado 12/04/2021 18:30CET

El final de Shameless y su escena post-créditos, explicado: ¿Qué ha sido de Frank y los Gallagher?

El final de Shameless y su escena post-créditos, explicado: ¿Qué ha sido de Frank y los Gallagher?
El final de Shameless y su escena post-créditos, explicado: ¿Qué ha sido de Frank y los Gallagher? - SHOWTIME

   MADRID, 12 Abr. (CulturaOcio) -

   Tras once largas e intensas temporadas, en las que el público literalmente ha crecido junto a los miembros de la familia Gallagher, Shameless ha llegado a su fin.

   La variopinta historia de Frank y su disfuncional panda de vástagos se ha cerrado con una temporada en la que la pandemia de coronavirus, y sus consecuencias tanto económicas como sociales y sanitarias, ha jugado un papel fundamental. ¿Qué le depara el destino al inconsciente de Frank?

(( AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS ))

   Toda la trama de la 11ª y última temporada de Shameless ha girado en torno a un claro mensaje, que ha sido a su vez el lema de toda la serie: en los peores momentos, la familia es lo más importante.

   Con Lip obsesionado con vender la casa para comenzar una nueva vida junto a Tami y su hijo, y Frank sufriendo una cada vez más imprevisible demencia derivada del exceso del alcohol, las aventuras de los Gallagher como familia unida bajo el mismo techo tenían que acabar. Y aunque la serie deja un final abierto para los hermanos, no ocurre así con el patriarca de la familia.

   Tras sobrevivir milagrosamente a la sobredosis de heroína del episodio anterior, un Frank completamente desorientado deambula por la cuidad que le ha visto envejecer hasta acabar en una iglesia. Su demencia le hace creer que es el monaguillo encargado de encender las velas, y dejándole hacer, el cura llama a una ambulancia para que venga a buscarle.

UNA MUERTE POR COVID MUY REALISTA

   Mientras su familia se reúne en el Alibi para despedirse antes de que Kev y Vero lo vendan y se muden a San Francisco, Frank pasa sus últimas horas en el hospital, solo, mientras las enfermeras tratan de que sobreviva tras dar positivo en coronavirus. En su pecho, lleva tatuadas las palabras "no reanimar", algo que las sanitarias se preguntan si es legal.

   Debatiéndose entre la vida y la muerte, Frank recuerda los mejores momentos con su familia, desde la primera temporada, hasta que se imagina tomando una última cerveza en la fiesta del Alibi. Todos sus hijos están allí, pero Liam, el más pequeño, es el único que echa una mirada de soslayo al taburete, ahora vacío, que su padre solía ocupar.

   El cuerpo de Frank, taburete incluido y jarra de cerveza en mano, comienza a flota por encima de su amado South Side, mientras con voz en off se lee la nota de suicidio que dejó a su familia en el episodio anterior.

   "No queda mucho más que decir la verdad. Salvo que... el tiempo es precioso. No lo desperdicies joder. Diviértete. Está claro que yo lo hice", concluye la misiva de Frank, y con ello, la serie.

ESCENA POST-CRÉDITOS Y FINAL ABIERTO

   Shameless se despide con una nota amarga, sobre todo por cómo muere Frank, solo en un hospital como tanta gente ha fallecido en la vida real por culpa del coronavirus. Sin embargo, para su familia el futuro es un poco más esperanzador.

   Ian ya lleva un año de matrimonio con Mickey y tienen nueva casa, y ya piensan en tener un hijo. Debbie, con nueva y peligrosa novia, se está pensando en mudarse a Texas. Lip ha recibido una nueva oferta por la casa, y Tami parece estar embarazada de nuevo. Y Carl, con su nuevo trabajo en la policía, se está pensando seriamente comprar el Alibi.

   El final para los Gallagher queda abierto, pero Frank no ha dicho su última palabra. Porque en una escena post-créditos se muestra cómo dos sanitarios incineran su cadáver mientras comentan la peste a alcohol que suelta.

   En cuanto encienden el horno crematorio, todo explota por los aires. Y Frank, con la misma miseria y desparpajo con la que vivió, desaparece de la faz de la tierra con un último acto de rebeldía, tan característico en él, un antisistema de los que ya no quedan.