Publicado 15/12/2020 19:50CET

El final de El desorden que dejas, explicado: ¿Quién mató a... SPOILERS?

El desorden que dejas
El desorden que dejas - NETFLIX

   MADRID, 15 Dic. (CulturaOcio) -

   Carlos Montero lo ha vuelto a hacer. Tras el arrollador éxito de 'Élite', el creador ha conquistado de nuevo al público con un potente thriller, 'El desorden que dejas'. Adaptación de la propia novela del autor, Inma Cuesta y Bárbara Lennie se ven envueltas en una turbia espiral de muertes, asesinatos, amenazas y bajos instintos... y un final que da mucho que hablar.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   Montero emula el estilo de 'Élite', al entremezclar el pasado con el presente, dejando varias pistas tanto en lo que va descubriendo Raquel (Cuesta) como con lo que le va sucediendo a Viruca (Lennie). Realmente el nexo entre la misteriosa muerte de la profesora de literatura que interpreta la actriz de 'Magical Girl' y la maestra suplente a la que da vida la protagonista de 'La novia' lo fuerza Roi (Roque Ruiz).

   Pero, ¿cuál es el motivo para que Roi fuerce esa conexión? La trama central es esclarecer lo que, supuestamente, llevó a Viruca a suicidarse, algo de lo que todo el mundo duda pero nadie, salvo su exmarido, Mauro (Roberto Enríquez), se atreve a declarar abiertamente.

   Sin embargo, no hubiera habido investigación si Raquel no la hubiera iniciado y ahí entra Roi. Él es el que acosa a la profesora, enviándole amenazas de muerte, chantajeándola con vídeos sexuales suyos que pueden acabar en la red. El motivo por el que Roi infunde temor irracional en Raquel es muy claro: quiere que piense que ella también corre peligro.

   Sintiendo que su vida pende de un hilo, Raquel será la que investigue las causas reales que llevaron a Viruca a la muerte, que terminan sabiéndose definitivamente en el episodio final. Porque, efectivamente, Viruca no se suicidó, fue asesinada.

   Fue su exceso de ambición lo que le llevó a la muerte. El matrimonio conformado por Viruca y Mauro ostenta lujo y dinero, pero en realidad vende ilusión, pues tiene graves dificultades económicas, sus progenitores está en la bancarrota. Para evitar que acaben en la ruina, idean un plan. De cara a la galería, ambos se divorciarán, para que ella pueda iniciar un idilio con Tomás (Alfonso Agra), un rico empresario, que actúa casi con el cacique de la zona.

   Con los contactos de Tomás y su dinero, Viruca podrá conseguir el capital para evitar perder su nivel de vida y que sus padres eviten ser desahuciados. Ahora bien, Tomás es el padre de Iago (Arón Piper), uno de sus alumnos más conflictivos. La profesora continúa su aventura con el empresario, a la vez que va notando que su alumno se siente atraído por ella.

   Finalmente, Viruca no resiste a sus bajos instintos y tiene una relación con padre e hijo. Lo que ella no esperaba es que Tomás guardara un terrible secreto y que Iago, cuya lealtad a su padre es enfermiza, decide, por amor, mostrarle a Viruca la verdadera cara de su padre y el motivo por el que es un rico empresario.

   Iago le muestra unos vídeos en los que se ve que Tomás tiene una red de prostitución y corrupción de menores, que cuenta con el beneplácito de políticos, empresarios y miembros de la clase alta. Fue el propio Iago el que grabó todo, pues él fue explotado sexualmente por su propio padre y decidió grabarlo por si, algún día, tenía el valor de llevarlo ante la justicia.

   Y al ver los vídeos, Viruca tiene una idea: chantajear a Tomás para que este le dé una generosa suma de dinero a cambio de su silencio. Lo que no esperaba la profesora era que el padre Iago no pensaba ceder a chantajes y que no dudaría en acabar con la vida de aquel que osase amenazarlo.

   Y es así como Viruca encuentra la muerte. Ayudado por Acevedo (Xosé A. Touriñán), la mujer acaba siendo drogada con unas pastillas, para ahogarla y lanzar su cuerpo al río, simulando un suicidio. Su cadáver acaba en el lago, donde la encuentra Roi, que queda completamente traumatizado. La policía, a la que Tomás tiene comprada, cierra la investigación certificando que fue un suicidio.

   A pesar de la evidente duda sobre la muerte de Viruca, solamente Mauro, el cual no sabía lo sucedido, declara abiertamente que fue asesinada. Como Roi intuye que su profesora fue asesinada, utiliza a Raquel para que ella sea la que investigue, al no ser del pueblo, nadie la conoce, lo que permite que pueda buscar pistas para esclarecer lo sucedido.

   Por el camino, Raquel va descubriendo otras cosas, como el hecho de que Germán (Tamar Novas), su pareja, le ocultase el verdadero motivo por el que le dieron la plaza de Viruca; así como también acaba teniendo una aventura con Mauro, el cual la manipula para saber la verdad sobre la muerte de su exesposa. De hecho, Raquel acaba pagando las consecuencias de esto, pues Mauro mata a su perro.

   Finalmente, Raquel acaba dando con los vídeos que llevaron a la muerte a Viruca, encontrando el disco duro tras un muro. Pero Tomás ha estado siguiendo la pista de su investigación y es abordada por Acevedo, quien le hace creer que Germán ha tenido un accidente.

   Esto hace que Raquel entre en el coche de Acevedo, que acaba llevándola con Tomás para que tenga el mismo destino que Viruca. La profesora es drogada y es transportada en un coche para ser lanzada al río. Sin embargo, Iago, cuya situación lo ha llevado al límite, decide traicionar a su padre y droga a medias a Raquel, lo suficiente para que pueda escapar.

Raquel huye al bosque y es rescatada por la dueña del bar y su hijo, los únicos personajes sin oscuros secretos de la serie. La mujer lleva una escopeta, con la que amenaza a Tomás y Acevedo. Además, Iago estampa el coche contra un árbol, buscando matarse.

   Finalmente, Tomás no puede comprar el silencio de todos y la policía le acaba deteniendo, como también a Acevedo. Iago, que sobrevivió al accidente, decide declarar para encerrar a su padre entre rejas. Por otro lado, esta experiencia le hace ver a Raquel qué quiere en la vida. Por eso, decide dejar a Germán y regresar a La Coruña, para vivir en el piso que tenía su madre, mostrando que ha superado su muerte. Decidida a cambiar de vida, el final muestra cómo Raquel consigue encontrar su propio destino.

   Con un final así, todo parece indicar que Montero cumplirá con lo que se había propuesto, que 'El desorden que dejas' sea una miniserie. No obstante, dado el abrumador éxito de la ficción en Netflix, liderado el ranking de las producciones más vistas del servicio en streaming, todo puede pasar.

Para leer más