Bran Stark y el reencuentro más inquientante del 8x01 de Juego de Tronos

Bran Stark y el reencuentro más inquientante del 8x01 de Juego de Tronos
HBO
Actualizado 15/04/2019 13:15:28 CET

MADRID, 15 Abr. (CulturaOcio) -

El inicio de la temporada final de Juego de Tronos ha traído novedades bastante variadas, a pesar de la calma con la que se ha desarrollado el primer capítulo, con varios esperados reencuentros. Y algunas de las intervenciones más misteriosas las ha protagonizado Bran Stark, ya convertido en el Cuervo de Tres Ojos, charlando primero con Sam Tarly y, después, esperando a "un viejo amigo".

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Al final del episodio, tras la macabra espiral compuesta por restos de las víctimas de los Caminantes Blancos ya recurrente en la iconografía de la serie, un jinete encapuchado llega a Invernalia para protagonizar uno de los reencuentros más incómodos de la serie. El encapuchado no es otro que Jaime Lannister, que llega a Invernalia tras sus desavenencias con la actual reina, su hermana y amante, después de que Cersei le confirme que aprovechará la tregua con Daenerys para formar un ejército que pueda arrasar con las fuerzas de la Targaryen.

El Matarreyes, después de su conflicto con Cersei, vuelve a Invernalia para cumplir su juramento y unirse a la Madre de Dragones y los Stark en la lucha contra el Rey de la Noche. Pero en su llegada al Norte, el ahora ya casi redimido por completo Jaime tendrá que afrontar uno de los momentos más duros: volver a ver a Bran Stark, el niño al que dejó paralítico.

En la primera temporada, el joven Stark, por aquel entonces un niño inquieto al que le encantaba trepar por los dejados de Invernalia, sorprendió a Jaime junto a su hermana Cersei en el momento en el que los Lannister daban rienda suelta a su incestuosa pasión. Entonces, sin el menor atisbo de duda, y tras preguntarle su edad, Jaime decidió empujar al pequeño por la venta en la que se sujetaba haciendo que se precipitase desde varios pisos de altura. Bran salvó la vida de milagro, pero se quedó paralítico.

Y, aunque el hecho es terrible y Jaime, que ahora se ha convertido en un hombre que parece decente, esté lleno de culpabilidad, Bran ahora tiene otras prioridades antes de saldar cuentas pendientes con el hombre de la mano de oro. De momento, como Cuervo de Tres Ojos, ha instado a Sam a revelar a Jon su verdadera identidad, y apremia a Daenerys y los señores del Norte liderados por Jon y Sansa a luchar contra los Caminantes Blancos, que ya han destruido el muro y avanzan hacia Poniente.

El final del capítulo, titulado Invernalia, acaba con el cruce de miradas de un Jaime arrepentido y un Bran frío y distante. ¿Su encuentro hará que lo que queda de Bran salga a la luz y quiera vengarse del Matarreyes? No es probable, especialmente teniendo en cuenta que Bran afirmó durante el capítulo que estaba en la puerta "esperando a un viejo amigo". ¿Realizará el Cuervo de Tres Ojos una profecía sobre el Lannister que le ayudará a saber más sobre su papel en la lucha final? Habrá que esperar al segundo capítulo de la última temporada de Juego de Tronos para saber más.

Contador

Para leer más