Actualizado 25/08/2015 16:06 CET

Paul McCartney confiesa que temió por su vida tras el asesinato de John Lennon

MADRID, 25 Ago. (CulturaOcio) -

   El músico británico Paul McCartney (73 años) ha confesado que temió por su propia vida en los días siguientes al asesinato en 1980 de John Lennon a las puertas de su casa en el edificio Dakota de Nueva York.

   Así las cosas, McCartney rememora en declaraciones a Uncut que en aquellos días se mantuvo en un nivel "alto de alerta" después de que Mark Chapman disparara al que había sido su amigo y compañero en los Beatles.

   El nivel de paranoia de McCartney se vio incrementado por el hecho de vivir en una gran casa rural en el sur de Inglaterra, en la que no disponía de ningún tipo de vigilancia o protección especial.

   "Teníamos una pequeña valla para marcar el perímetro, principalmente para alejar a los zorros, porque teníamos algunas gallinas. Estaba en alerta y miré por la ventana y vi a alguien una maldita escopeta y un patrol", recuerda el músico.

   En esta línea, admite que no sabe bien qué hizo: "Creo que llamé a la policía. Resultaron ser maniobras militares y dijeron 'oh perdón, ¿son sus terrenos?' Sumé dos más dos e hize un millar. No sé cómo viví con aquello".