OMD: "La música que se escucha hoy en la radio es muy aburrida"

Actualizado 21/04/2013 20:32:15 CET
Tom Oxley
TOM OXLEY

Estandartes del synth pop y de la new wave de Reino Unido en la década de los años 80, Orchestral Manoeuvres in the Dark (OMD) no se han cansado a lo largo de su larga trayectoria de buscar el sonido idóneo que les permita diferenciarse de aquellas bandas que repiten una y otra vez sus viejos éxitos.

Lejos de caer en la melancolía, el dúo formado en 1978 en territorio británico por Andy McCluskey y Paul Humphreys sigue aprendiendo de los nuevos profetas de la música y citan a The XX o Hot Chip entre sus referencias maestras.

Para OMD la electrónica es un ser vivo en continua evolución, por lo que para grabar un disco no es suficiente con haber dejado un legado importante en la historia de la música, sino que es vital mantener la necesidad de crear y comunicar. Ese es el motivo que ha llevado a la banda a publicar un nuevo trabajo: 'English electric'.

En culturaocio.com hemos entrevistado al cantante de la formación, Andy McCluskey.

-¿Cómo suena este disco?

Sigue el eco de los primeros pasos de OMD, es una combinación de las melodías típicas de la banda, pero también es un álbum muy moderno y tiene mucho contenido conceptual e intelectual. La gente que lo ha escuchado ha dicho cosas muy positivas.

-Después de tantos años en la música. ¿Qué es importante para ti a la hora de afrontar un nuevo proyecto?

-Es importante tener algo que decir en la música. La banda tiene casi 35 años --increíblemente mucho tiempo-- y algunas personas que llevan en este mundo el mismo tiempo que nosotros cometen el error de hacer un disco porque precisamente quieren estar en el negocio. Nosotros esperamos que la razón por la que grabamos otro disco es porque tenemos algo que decir, así como buenas ideas. No lo haríamos si no tuviéramos buen material. Sentir la necesidad de hacer canciones ese debe ser el detonante.

- ¿Qué te parece la escena actual?

- La industria de la música está pasando dificultades, es muy duro sacar beneficios de la venta de discos. Hay muchas bandas ofreciendo conciertos y es muy difícil intentar sobrevivir de otra manera. Así que realmente tienes que estar convencido de ello. Nosotros sacamos beneficios de las canciones antiguas que aún suenan en la radio, así que tenemos cierta libertad para grabar y para hacerlo con calma para conseguir el mejor resultado.

- Entonces, el futuro de la música depende del directo.

- Sí, pero existe un problema: cada vez hay más conciertos y festivales y sin embargo los espectadores no pueden abarcarlo todo. Además, el precio ha subido mucho y todos los países europeos tienen problemas económicos. Ahora, un disco cuesta diez libras y un concierto 30 o 40.

- Muchas personas se quejan de lo difícil que supone hoy ser músico. ¿Era tan complicado cuando vosotros empezasteis?

- Había más oportunidades antes que ahora. Las compañías discográficas sacaron tantos beneficios que estaban preparadas para intentar nuevas ideas y estilos, porque si no funcionaban no suponía ningún problema para el negocio. Ahora, en cambio, la gente es más conservadora y prudente, no van a dar la oportunidad a un grupo si no están seguros de que su música vaya a funcionar. Así que es muy difícil que la música interesante llegue a la gran audiencia hoy en día.

-¿Es posible sobrevivir sin el apoyo de las grandes compañías?

- Bandas como nosotros, con seguidores fieles y una historia, podemos mantenernos a flote. Pero si empezase ahora sería muy duro. spotify, myspace, youtube y otras plataformas te ofrecen la oportunidad de darte a conocer, pero si no tienes el respaldo de una gran compañía eso es muy difícil, no van a arriesgarse en nuevos sonidos, así que todo lo que se escucha en las radios es muy aburrido.

- ¿Qué artistas jóvenes admiras?

-Soy un gran fan de Robyn, The XX, Glasvegas y de grupos británicos más electrónicos como Hurts o Hot Chip. Siempre escuchamos cosas nuevas y aprendemos de ellas. En este disco se aprecia que hemos añadido nuevos sonidos y estilos.

- ¿Echas de menos algo del pasado?

-Siempre puedes ser nostálgico. Yo echo de menos no vender miles de discos, no ser número uno ni tener un éxito en la radio. Eso nunca más pasará (risas).