Actualizado 01/10/2015 10:51 CET

Los 5 mejores discos de U2

MADRID, 1 Oct. (CulturaOcio - David Gallardo) -

   Cinco años después de su anterior visita a San Sebastián y Sevilla, la banda irlandesa U2 regresa a España para ofrecer cuatro únicos conciertos en el Palau Sant Jordi de Barcelona los días 5, 6, 9 y 10 de octubre, dentro de su gira mundial Innocence + Experience, que arrancó el pasado mes de mayo en Canadá.

   Han pasado 35 años desde que Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen debutaran en 1980 con aquel álbum Boy, al que siguieron después otra docena de trabajos hasta llegar al último, Songs of Innocence, editado en septiembre de 2014 (y apareciendo por sorpresa y sin preguntar en las bibliotecas de todos los usuarios de iTunes, con el consiguiente inevitable jaleo).

   Pues bien, como si de la icónica película Alta Fidelidad (Stephen Frears, 2000) se tratara, vamos a jugárnosla y a elegir únicamente cinco de sus discos como esenciales en una trayectoria que ha tenido cotas de creatividad ciertamente sobresalientes, pero en la que, claro, tampoco han faltado momentos un poquito menos recordables.

WAR (1983)

   Boy (1980) y October (1981) son dos discos muy queridos por los fans, pues muestran a una banda insolentemente joven que ya hacía gala de una interesante ambición musical. Pero fue en 1983 con War cuando dieron el salto cualitativo en lo creativo y cuantitativo en lo comercial gracias a hits como Sunday bloody sunday y New year's day. El álbum lo cierra 40, un pequeño gran himno que aparece y desaparece como cierre en su actual gira, pero siempre coreado cual salmo por los acólitos.

Cargando el vídeo....

THE UNFORGETTABLE FIRE (1984)

   U2 encontraron en los productores Brian Eno y Daniel Lanois el vehículo para darle a su sonido un tono aún más épico, para cuya plasmación incluso se encerraron en el Slane Castle a las afueras de su Dublín natal. La actitud post-punk queda atrás y el grupo presenta una nueva sonoridad más atmosférica y grandilocuente. Ahí están clásicos como Pride y Bad, junto a A sort of homecoming y el tema titular.

Cargando el vídeo....

THE JOSHUA TREE (1987)

   Se nota a la legua cuando un grupo está en racha. Y los U2 de la segunda mitad de los ochenta iban sobrados, ganando seguidores de mil en mil en cada concierto y perfilando su sonido ampuloso y cinemático antes de dar el salto a tocar en estadios. Algo que inevitablemente ocurrió cuando arrasaron en ventas con su quinto disco, The Joshua Tree, ese de Where the streets have no name, I still haven't found what I'm looking for y With or without you. Su estatus cambió para siempre.

Cargando el vídeo....

ACHTUNG BABY (1991)

   Tras la controversia generada por su 'viaje americano' en Rattle and Hum (1988), el grupo sintió peligrosamente atenazado y encasillado. La reinvención fue su forma de encontrar una salida cambiando de imagen (con Bono y sus gafas de mosca) y renovando su sonido hasta hacerlo casi irreconocible en temas como The Fly o Even better than the real thing. Con el paso del tiempo, Achtung baby se ha revelado como un disco más clásico de lo que entonces pareció en plena vorágine. Ahí están One, Ultra Violet o Who's gonna ride your wild horses para constatarlo. Es su cima creativa, trasladada al directo en la mastodóntica gira ZOO TV.

Cargando el vídeo....

POP (1997)

   A U2 se les fue definitivamente la pinza en su regreso de 1997, cuatro años después del experimental Zooropa de 1993. Abrazaron las tendencias electrónicas y dance de la época y salieron a la carretera (con un disco sin terminar realmente) con una gira mastodóntica llamada Popmart. Canciones como Discothèque o Mofo no fueron del todo comprendidas por el gran público, aunque ahí estaban también potenciales himnos como Please, Gone y Last night on Earth. Pero el todo es un delirio que es sublime en sus turbulencias, pues resulta incomprensible para la mayor banda de rock del mundo. Y justamente por eso resulta esencial en su discografía, por lo arriesgado y desafiante, aunque sus canciones apenas suenen nunca en sus directos desde hace años.

Cargando el vídeo....

   Con el cambio de siglo, U2 optó por una vuelta a sus raíces básicas en All that you can't leave behind (2000) y How to dismantle an atomic bomb (2004), álbumes de contenido 'friendly' para las radios y para el público con singles como Beautiful day y Vertigo, respectivamente. Tras el despiporre de los noventa, optaron por acomodarse y buscar nuevos fans en las nuevas generaciones y defender su posición como banda más grande del planeta.

   En 2009 llegó el irregular No line in the horizon, que en cualquier caso propició la gira más taquillera de la historia de la música, el 360º World Tour, que recaudó 729 millones de dólares tras reventar los estadios de todo el mundo agotando entradas con pasmosa facilidad.

   Ahora U2 regresa a España para presentar su reciente Songs of Innocence (2014), en el que el grupo echa la vista atrás para cerrar el círculo y encontrar inspiración en sus inicicios. Bien podría ser uno de los cinco mejores trabajos de U2, pero eso es algo que hay que mirar con perspectiva. El tiempo lo dirá.

Para leer más