¿Por qué España consiguió una mala posición en Eurovisión?

El Sueño de Morfeo en Eurovisión
RTVE
Actualizado 20/05/2013 14:37:58 CET

El público español que vio Eurovisión está dividido. Por un lado, hay quien apoyó la opción española desde un principio. Para muchos, 'Contigo hasta el final', canción interpretada por la banda El Sueño de Morfeo, era una apuesta pegadiza y con calidad suficiente para colocar a España entre los primeros puestos.

Para otros, en cambio, la composición escogida nunca alcanzó el nivel que requiere este certamen y la actuación solo consiguió empañar aún más las pocas posibilidades con las que contaba desde un principio. Esta afirmación que muchos televidentes han sostenido en foros y redes sociales se veía apoyada días antes de la gran cita: todas las apuestas situaron a España entre los últimos puestos.

El Sueño de Morfeo solo recibió ocho votos (seis de Albania y dos de Italia) y únicamente superó a Irlanda, con cinco votos. En esta ocasión se echó de menos el apoyo de Portugal, quien anunció el pasado mes de septiembre que no tomaría parte en el festival por primera después de 46 participaciones.

A pesar de la diversidad de opiniones, algunas de las preguntas que todo el mundo se hizo tras conocer la puntuación final fueron: ¿Por qué España ha conseguido una posición tan mala? ¿Qué ha influido en los votos de los vecinos europeos? Aquí repasamos algunas claves:

LOS NERVIOS

Raquel del Rosario, cantante de El Sueño de Morfeo, mostró una voz débil en algún momento que podría deberse a los nervios. Esa inquietud le jugó una mala pasada y provocó alguna leve desafinación durante esta actuación, lo que podría haber mermado las posibilidades de que la canción fuera votada por un público que escuchaba este tema por primera vez.

http://www.youtube.com/watch?v=k59E7T0H-Us

LA ELECCIÓN DE LA CANCIÓN

La composición no estaba a la altura de su voz. El tono grave de la melodía principal durante la primera parte de la canción no encontró en la voz de Raquel un buen medio de expresión, quien se encuentra más cómoda en registros más agudos, como queda demostrado al final de la canción.

La voz dulce y el timbre fino de la cantante de El Sueño de Morfeo no fueron bien explotados y se perdieron por completo en el amplio pabellón de la ciudad sueca de Malmö, donde se celebró la gala. Algo que ni siquiera la energía ni las ganas con las que defendió 'Contigo hasta el final' pudieron levantar.

¿VESTUARIO ACERTADO?

Si algo se puede afirmar es que los representantes españoles no son supersticiosos. El vestido de gasa amarillo vaporoso que lucía Raquel fue un acierto y su color no desanimó a nadie. Sin embargo, recordó demasiado al look de la representante danesa, la ganadora Emmelie de Forest, quien lucía un vestido del mismo estilo --aunque quizás más hippy-- y quien también actuó descalza.

Es una lástima que la representante española haya coincidido estilísticamente con la ganadora de esta gala, ya que aunque no es determinante, el aspecto puede contribuir en la decisión de quien vota. En este caso, Dinamarca partía como clara favorita en todas las apuestas, por lo que la originalidad del vestuario de Raquel se olvidó por completo cuando llegó el momento de la actuación de De Forest.

http://www.youtube.com/watch?v=k59E7T0H-Us

¿ES HORA DE UNA CANCIÓN EN INGLÉS?

¿Por qué triunfó el tema 'La la la' de Massiel, en 1968? Está claro: tiene un estribillo reconocible y que cualquiera, viva donde viva, puede interpretar. Incluso no sería descabellado afirmar que si este tema volviera a Eurovisión ganaría otra vez.

Son muchas las personas que piden una letra en inglés, fácil y pegadiza, que entre en la cabeza de quien la escucha. Es cierto que el español es el idioma que ha de representar al país, pero no sería una mala idea probar a cantar en el idioma universal o al menos escoger un estribillo que toda la audiencia pueda tararear, tal y como hicieron Rosa y la corte de Operación Triunfo hace unos años con la canción 'Europe is living a celebration'. Puede que una versión en inglés de 'Contigo hasta el final' hubiese ayudado a los candidatos españoles.

VOZ: POTENCIA Y FUERZA

No importa el aspecto. Da igual si quien canta tiene un aspecto duro, frágil, dulce, aniñado, moderno o clásico. Lo realmente importante es la potencia de la voz, una fuerza que sea capaz de defender la composición que compite y que no haga dudar en ningún momento. Ese ha sido uno de los fallos de la representante española de 2013 y, por el contrario, uno de los aciertos de Pastora Soler, en el certamen de 2012. Su interpretación de la balada 'Quédate conmigo' alcanzó la séptima posición

De la misma forma, tanto el tema ganador de esta edición como 'Euphoria', canción interpretada por Loreen que fue escogida en 2012, poseen dos fuertes voces que no pierden fuelle ni en su versión de estudio ni en directo. Aquí recordamos esta canción, que tras su paso por Eurovisión sonó repetidamente en las pistas de baile de todo el mundo:

http://www.youtube.com/watch?v=Pfo-8z86x80

Estas son aslgunas de las claves que han podido influir en el resultado final, aunque seguro que hay aspectos que se nos escapan. ¿Qué ha sido para ti lo determinante en este resultado? Déjanos tu opinión.