La errática y chiflada charla entre La Mala Rodríguez y David Broncano en La Resistencia

Actualizado 01/10/2019 13:56:21 CET
La Mala Rodríguez en La Resistencia
La Mala Rodríguez en La Resistencia - MOVISTAR+

MADRID, 1 Oct. (CulturaOcio) -

La Mala Rodríguez pasó la pasada noche por el programa televisivo La Resistencia, protagonizando una de las entrevistas más erráticas y deslabazadas que se recuerdan en el programa conducido por David Broncano.

"¿Qué pasa?", pregunta el presentador de primeras, a lo que la artista responde "no sé, un burro por tu casa". Esta fue la tónica de una charla que se fue hasta los 25 minutos, siendo de las más largas que se recuerdan en el programa.

"Estamos ante un mastodonte de la música", clama en otro momento Broncano, a lo que ella responde conteniéndose la risa a duras penas con un aspaviento. Pasan dos minutos y medio de 'entrevista' y ella pregunta a Broncano "a ver, ¿qué quieres?". Y así.

El ambiente es de cachondeo, si bien la conversación no fluye en realidad hacia ningún lugar. Broncano lanza su artillería de preguntas absurdas, a las que La Mala responde por peteneras con lo primero que se le ocurre o cambiando de tema. Y esa es un poco la gracia.

Totalmente fuera de un guión en realidad inexistente, la rapera pregunta a todos si acaso Ricardo Castella "no se parece a Russell Crowe". La pregunta desata las carcajadas del público y de todos los protagonistas.

Confiesa en otro punto La Mala que una vez se metió en Wikipedia para editar los datos de un productor que le hizo algo malo tiempo atrás. Sin desvelar su identidad: "Un cualquiera, un tipo que no me cayó muy bien, y eso se ha quedado ahí. Cualquier persona puede hacer el mal en internet".

Y luego a ella le da por recordar y lanzar una reivindicación final que desconcierta a todos: "Delante de mi colegio había un cine porno y un maestro mío tenía siempre monedas en el bolsillo, era ludópata. Era un instituto nocturno. Era por la Alameda, el San Isidro y todo eso. Era una zona muy bonita y desde que echaron a los que vivían allí para revalorizar la zona es más bonita todavía".

"Vamos a hablar de cosas divertidas. Preguntas cabronas. ¿La fama del programa no es que tal y cual? Que se puede hablar de todo", lanza La Mala, a lo que Broncano responde "hablemos de follar". "Eso es muy básico", zanja ella.

Así que vuelve a hablar de lo primero que se le ocurre: "Yo de pequeña hacía fútbol. Delantero centro, centrocampista. Correr y meter goles. Yo empecé a rapear por el fútbol porque los niños de mi barrio jugaban contra otros del San Pablo y ahí conocí a la gente que me metió en esto".

El comodín de la pregunta del dinero deja también comentarios que van más allá de lo esperado por todos: "Yo gano más que mucha gente pero no gano tanto como Resines. Esto que no lo vea mi madre que luego me llama para decirme 'María hazme una transferencia'. Mi madre es peluquera, me ha enseñado todo en la vida".

Tras hablar de tenis de manera totalmente errática, lanza ella otra pregunta: "Si yo fuera La Resistencia, ¿quién sería El Hormiguero?". El público responde al unísimo gritando "Rosalía". "El público ha respondido muy bonito, me he sentido arropada", apostilla entre risas la artista.

La Mala y Broncano terminan jugueteando a improvisar unos versos de hip hop que no van más allá: "Niño a ver si razonas, nunca subestimes a una cuarentona", lanza ella, a lo que el presentador responde "La Rioja". "Vaya, ahora te he cortado el rollo", apostilla ante la cara de decepción de la andaluza.

Contador