De Elvis a One Direction: un repaso al fenómeno fan

Actualizado 14/10/2013 11:06:21 CET
Un repaso al fenómeno fan
Foto: EUROPA PRESS Ampliar foto

Por David Gallardo

   Gritos, aullidos, sudores, taquicardias, lágrimas, noches en vela, moratones, largas esperas, desmayos, persecuciones, disturbios y lo que haga falta con tal de sentir de cerca al ídolo de turno. Las fans no dudarán en pisotear a cualquiera que ose cruzarse en su camino.

   Los sentimientos descontrolados son inherentes a la música en vivo desde el principio de los tiempos. Pero solo algunos artistas han llegado a desatar la locura adolescente, algo bien aprovechado por la siempre voraz industria musical. Éste es el relato de CulturaOcio del fenómeno fan a través de sus protagonistas.

ELVIS PRESLEY

La industria de la música ya había provocado algunos terremotos de cierta magnitud en la primera mitad del siglo XX, pero todo se desató hasta el delirio cuando Elvis y su pelvis se plantaron en la televisión estadounidense a mitad de la década de los cincuenta.

   Tanto escandalizaba que se decidió que las cámaras le enfocaran el mayor tiempo posible de cintura para arriba, para eliminar connotaciones sexuales. Esto no hizo otra cosa que encender la curiosidad adolescente, que llegó a cotas de incomparable demencia con El Rey del Rock.

THE BEATLES

Por la espita abierta por Elvis se colaron como un ciclón John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr. Las escenas de histeria que provocaban en sus primeros años entre las chicas son legendarias.

   Cuando ya habían generado suficientes arritmias en el Reino Unido se decidieron a viajar hasta Estados Unidos y la situación se desmadró, con fans comiendo el cesped de los estadios en los que tocaban (y en los que poco se escuchaba debido al ensordecedor griterío). Las cosas como son, los Beatles merecían toda esta hilarante parafernalia.

THE ROLLING STONES

En el documental 'Crossfire Hurricane', los miembros del grupo recuerdan con sorna los problemas de incontinencia urinaria que desencadenaban entre sus fans en sus conciertos sin necesidad de tocar ni una sola nota.

   Con algo menos de cachondeo, aunque sin perder la sonrisa, rememoran también la infinidad de ocasiones en las que tuvieron que abandonar por la puerta de atrás los recintos en los que tocaban tras la tradicional invasión del escenario. Los años pasan y todo se matiza, pero los inicios de Mick Jagger y compañía fueron locamente fanatizados.

THE MONKEES

Un grupo prefabricado y creado por un par de avispados ejecutivos. Vale, su comienzo tal vez no sea muy evocador, pero en 1967 The Monkees vendieron más discos que Beatles y Rolling Stones juntos en Reino Unido.

   Apenas duraron un par de años, pero exprimieron a tope su momento (algunos de sus miembros siguen en activo, pero no es igual).

THE JACKSON 5

Fueron uno de los grandes fenónemos de la música popular durante los setenta y eso, claro, conlleva acumular millones de fans cargadas con toneladas de cariño para compartir con sus ídolos por las buenas o por las malas.

   De ahí la excitación descontrolada, las persecuciones y el asedio constante. Seguramente demasiado para su líder, un niño llamado Michael Jackson dotado con un talento casi sobrenatural para la música.

NEW KIDS ON THE BLOCK

Estos muchachos estadounidenses asentaron en los ochenta el concepto de 'boy band' que conocemos en la actualidad. Grupos cuyos integrantes tienen diferente estética, diferentes habilidades y diferentes rasgos físicos, para así poder llegar a la mayor cantidad de chicas posible.

   Llenaron estadios, vendieron discos como si fueran gratis e incluso tuvieron su propia serie de dibujos animados. Actualmente siguen en activo, excavando sin prejuicios en la nostalgia.

SPICE GIRLS

Hubo un tiempo en la década de los noventa en la que incluso los padres más carcas conocían a las 'chicas picantes' y los abuelos charlaban con sus nietos sobre el estado de la cuestión con total naturalidad, debatiendo sobre si su preferida era la pija, la deportista o alguna otra.

   Estaban en todas partes durante su época de gloria, llegando incluso a tener una película en Hollywood. Son tan icónicas en el Reino Unido que incluso se reunieron para la clausura de las Olimpiadas de Londres en 2012.

BACKSTREET BOYS

Tras la estela de New Kids on the Block surgieron Backstreet Boys. Exactamente con el mismo planteamiento, algo que ya se mantiene inalterable hasta la actualidad, todo pensado para explotar la mercadotecnia al máximo y romper tantos corazones como sea posible mientras sacan los cuartos a sus descuidadas fans. No es casualidad que recientemente 'los Back' hayan protagonizado una gira conjunta con 'los New Kids'.

N'SYNC

Antes de convertirse en una de las estrellas del pop fundamentales del siglo XXI, Justin Timberlake se fogueó en N'Sync, una boy band creada por Lou Pearlman, quien ya sabía de qué iba este negocio después de haber llevado hasta la cima a Backstreet Boys.

   Otra vez cinco jovencitos bailones intercalando sus voces y cantando con todo el sentimiento posible. Emociones seguramente impostadas pero efectivas.

TAKE THAT

El peleón universo del pop juvenil cruzó de nuevo el Atlántico para encontrar en el Reino Unido a sus nuevos reyes. Un quinteto (el 5 parece ser el número mágico) que copó las listas de éxitos y las urgencias de los hospitales a partes iguales, y cuyos miembros han madurado lo mejor que han podido.

   Mientras la banda sigue en activo acomodándose a su crisis de la mediana edad, uno de ellos, Robbie Williams, va por libre llenando estadios allí donde pisa.

THE JONAS BROTHERS

Tres hermanos manufacturados por Disney que ofrecen una nueva visión del fenómeno fan, pues tocan instrumentos y componen sus canciones. Un auténtico grupo de pop rock, decían, formado por unos muchachos limpios, aseados y de alguna manera tradicionales.

    Aparte de discos y conciertos, tienen su propia serie de televisión emitida por Disney, por supuesto. Aunque siguen dando conciertos, no publican disco desde 2009 y eso es jugar con fuego en el mundo pop juvenil, más desmemoriado de lo que parece.

HANNAH MONTANA VS MILEY CYRUS

El caso de la dualidad entre Hannah Montana y Miley Cyrus se estudiará en las universidades. Seguro. La transición de estrella infantil a diva del pop siempre es complicada, pero en su caso el ajetreo comienza a ser excesivamente chiflado y controvertido.

   En cualquier caso, es la reina de la generación YouTube y no hay día que no genere una nueva noticia tan intrascendente como propagada por todo el globo terráqueo. Un éxito abrumador de incierto desenlace por ahora.

JUSTIN BIEBER

De cantar en las calles de su Canadá natal guitarra en mano, a encabezar listas de éxitos, llenar pabellones, provocar lipotimias y lidiar con los paparazzis día sí y día también.

   De un tiempo a esta parte encadena un escándalo detrás de otro, mientras parece perder poder de convocatoria para sus recitales. Pero Justin todavía no ha dicho su última palabra.

ONE DIRECTION

Tal es su magnitud que incluso el premier británico, David Cameron, ha aparecido en uno de sus videoclips. Son la 'boy band' del momento y hablar de ellos supone volver a recorrer terreno ya transitado: lloros, chillidos, taquiquardias, temblores, desmayos, colas de varios días para sus conciertos (viva el absentismo escolar pop) y, al final, miles de gargantas cantando al unísono. Porque esa es la magia de la música cuando se encienden los focos y lo que después de todo mueve a este pirado universo.