Actualizado 13/02/2020 14:50:42 +00:00 CET

Dolor y poca gloria: La de Sabina y otras duras caídas en pleno concierto

Los cantantes Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat actúan en el WiZink Center de Madrid el 20 de enero del 2020.
Los cantantes Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat actúan en el WiZink Center de Madrid el 20 de enero del 2020. - Ricardo Rubio - Europa Press

MADRID, 13 Feb. (CulturaOcio - David Gallardo) -

Nerviosismo, estrés, angustia, incertidumbre, desconcierto. Rubor, sofoco, sonrojo, bochorno. Dolor y poca gloria. Daño, estropicio, avería y redención. Decenas de sentimientos se acumulan cuando un cantante acaba rodando por los suelos en pleno concierto.

Son sucesos inesperados que ponen en alerta a los miembros del equipo del artista en cuestión, que tensionan al público y que, a la larga, con suerte, no pasan de ser una anécdota cachonda que hace aún más especial el recital, por aquello de la diferencia.

A continuación repasamos algunos de los batacazos más dolorosos de la música de los últimos años, con artistas de todo tipo y condición rivalizando por comprobar quien se hace más daño a sí mismo por amor al arte. El espectáculo, eso sí, debe siempre continuar... aunque a veces no es posible.

SABINA

Joaquín Sabina no pudo continuar, de hecho, su concierto de este miércoles en el WiZink Center de Madrid. Cegado por los focos, se desubicó, perdió el suelo bajo sus pies y acabó en el foso entre escenario y público. Reapareció en escena para pedir perdón y despedirse rumbo al hospital, donde ha sido operado de un pequeño derramen en la cabeza consecuencia del golpetazo. Que quede en eso.

BONO

El impetuoso vocalista irlandés conoce bien la dureza del escenario, pues a lo largo de los años ha perdido la verticalidad en varias ocasiones. La más aparatosa, durante el concierto de U2 en Miami en 2001 dentro del 'Elevation Tour'. Tanto paseíto por la pasarela sin mirar al suelo... ¡y al foso! Pero regresa con mucho estilo, la verdad. En 2018 tuvo otro percance al caer por las escaleras de la gran pantalla en cuyo interior el grupo se metía en repetidas ocasiones.

THE EDGE

El guitarrista de U2 sufrió un accidente similar al de Sabina y Bono en 2015, pues en un concierto en Vancouver estaba tocando, a lo suyo, y no se dio cuenta de que se encontraba en el filo -en el edge- de la pasarela. El resto, lo normal: paso en falso y caída al lado oscuro.

BAD BUNNY

Como un muñeco cayó la estrella latina de la música urbana mientras estaba pronunciando unas palabras para el público de un concierto en Panamá. Golpetazo severo, gritos del respetable y murmullo de desconcierto.

WISIN

Siempre da congoja cuando se escucha un golpe, el cantante se queda mudo y desaparece y se ve correr a la gente hacia un agujero. Eso le pasó al puertorriqueño Wisin, de nuevo tras girarse y pisar en falso sobre la nada.

SERGIO DENIS

El cantante argentino de 69 años acabó hospitalizado de cierta gravedad hace ahora un año tras caerse del escenario en pleno concierto en Tucumán. El artista había bajado por las escaleras para aproximarse a sus fans de las primeras filas, pero al subir perdió el equilibrio y cayó a más de dos metros de profundidad.

EDDIE VEDDER

A tope de adrenalina rockera, el cantante de Pearl Jam inicia una carrera hacia ninguna parte en la que se encuentra con un inesperado obstáculo en su camino. Irremediablemente, acaba por los suelos, aunque no hay que lamentar daños severos.

AXL ROSE

Otro que se ha pegado buenos golpetazos a lo largo de los años es el frenético Axl Rose, conocido por darlo todo durante los conciertos de Guns n' Roses (más en su primera época, las cosas como son). Pero haciendo gala de una portentosa profesionalidad, prosigue con el espectáculo con sentido del humor desde el suelo.

STEVEN TYLER

Siempre bailón, el vocalista de Aerosmith terminó haciéndose un lío con sus propias piernas y se precipitó al vacío con toda la parafernalia posible, desapareciendo como por arte de magia ante los atónitos ojos de sus fans. Esto es lo que viene siendo un buen piñazo.

DAVE GROHL

El líder de Foo Fighters tampoco para de corretear de un lado para otro durante sus conciertos. Por eso no es de extrañar que en alguna ocasión le falle su sentido de la verticalidad. Tanto como para romperse la pierna en Suecia en 2015 al caer del escenario. Acabó el concierto entablillado con la ayuda de un enfermero y después siguió la gira cantanto sobre un trono -que terminó heredando Axl Rose-.

CHRIS MARTIN

Un tipo curioso este Chris Martin, que a pesar de no destacar en absoluto como buen bailarín, tiene una forma peculiar de moverse en el escenario. Aquí no es fácil saber qué demonios pasaba por su cabeza en pleno ataque epiléptico con fatal desenlace.

PAUL MCCARTNEY

Al ex Beatle se le tragó la tierra, literalmente, durante un concierto hace unos años. Paul se lo tomó con humor, a pesar de que el batacazo fue terrible, y explicó lo sucedido la noche siguiente, tal y como podemos ver en el siguiente vídeo.

ROBBIE WILLIAMS

Ya hemos comprobado que las pasarelas son muy socorridas para que el cantante de turno se acerque a sus embelesados seguidores. Pero son en realidad un arma de doble filo, pues están alejadas del escenario principal y, allí, en tierra de nadie, cualquier cosa puede suceder. Más si llueve y el suelo está graciosamente deslizante.

HIROKI TAKAHASHI (DRAGON BALL)

El cantante de Dragon Ball, Hiroki Takahashi, sufrió hace tres semanas una caída desde el escenario del Wizink Center, siendo trasladado al Hospital Gregorio Marañón de Madrid tras sufrir lesiones graves. El artista, que se encontraba interpretando el tema principal de Dragon Ball Z, corrió hasta el borde derecho del escenario para animar a los espectadores de este extremo. Al llegar al límite de la plataforma, perdió el equilibrio y cayó 2 metros hasta el suelo.

P!NK

Más que una caída de la que hacer chanza, lo de P!nk fue un desgraciado y terrible accidente que acabó en un hospital de Nurenberg. Los arneses fallaron y el golpetazo duele más cuanto más veces se ve. Por suerte, no se rompió nada. Milagrosamente.

ARIANA GRANDE

Poco les pasa a las divas del pop durante sus actuaciones de contoneo constante sobre esos taconazos que no son, para el resto de los mortales, otra cosa que máquinas de romper tobillos. En Toronto se tropezó y acabó de rodillas sobre las tablas, aunque se rehizo a toda velocidad.

BRITNEY SPEARS

Una pérdida de equilibrio desafortunada pero que termina resultando adorable, pues Britney lo soluciona cantando desde el suelo. Un culetazo que te deja en evidencia ante el público, pero que es totalmente normal cuando encadenas coreografía tras coreografía.

LADY GAGA

Hay que alabar su profesionalidad al seguir cantando desde el suelo, con las piernas por un lado y la cabeza por otro, tras un traspiés que bien podría haberle dejado secuelas más complicadas si se hubiera golpeado de mala manera contra el piano culpable de todo.

BEYONCÉ

Por si alguiente tiene alguna duda: las divas son humanas. A veces no lo parecen, pero lo son. Beyoncé es la prueba al despeñarse al bajar por una escalinata en pleno concierto, por supuesto con taconazos y una melena leonina. La cuestión no es que se caiga, sino preguntarse cómo puede ser que esto no suceda más a menudo con tanto frenesí escénico.

MADONNA

La reina de pop protagonizó una impresionante caída debido a un problema con la capa que llevaba puesta para presentarse en los premios Brit de 2015. Cayó de espaldas deslizándose por unos pocos escalones pero fue rápidamente cubierta por su cuerpo de bailarines y aquí no ha pasado nada.

MARIAH CAREY

Instantes de sonrojo sufrió Mariah Carey al caerse (embarazada) en plena actuación y tener que ser recogida por sus bailarines. Todo el mundo tratando de aparentar que la situación estaba controlada, pero con la risa floja aflorando en sus nerviosos rostros.

ALASKA

No pasará a la historia Alaska por sus indomables números de baile. Por lo general más bien estática, en un concierto en Madrid hace unas temporadas se hizo un monumental lío con unas cuerdas y se pegó todo un señor 'alaskazo' que bien podría haber acabado con el recital por su contundencia. Aparatoso pero finalmente sin consecuencias.

MANÁ

El cantante de los mexicanos Maná, Fher, pisó en falso al pensar que tenía el escenario bajo sus pies. El clásico caso de despiste que le llevó hasta el foso, aunque fue rápidamente aupado y el recital siguió con absoluta normalidad en todo momento.

JUAN GABRIEL

Un clásico para terminar. Uno de esos vídeos virales que provocan hilaridad quieras o no. Trastazo, costalazo, barquinazo, costalada, morrada, porrazo, golpe, tortazo, piñazo. Dolor, vergüenza y gloria en pleno concierto.

Para leer más