Publicado 10/03/2021 19:17CET

El Diablo, canción de Chipre para Eurovisión 2021, acusada de satanismo y plagiar a Lady Gaga

El Diablo, canción de Chipre para Eurovisión 2021, acusada de promover el satanismo y plagiar a Lady Gaga
El Diablo, canción de Chipre para Eurovisión 2021, acusada de promover el satanismo y plagiar a Lady Gaga - YOUTUBE

   MADRID, 10 Mar. (CulturaOcio) -

   No hay edición de Eurovisión sin eurodrama. 'El Diablo', la canción de Elena Tsagrinou, la representa de Chipre para el festival de 2021, ha sido acusada de promover el satanismo por el contenido de su letra. A ello, además, hay que añadirle de que el tema ha sido también tildado de ser un plagio del icónico 'Bad Romance' de Lady Gaga.

   La primera polémica viene por su letra. La Iglesia Ortodoxa ha pedido a la organización de la radiotelevisión pública chipriota su retirada del festival o que se sustituya la canción por otra que no sea "un escándalo para los cristianos" o "un himno a Satán". Tras el anuncio de la elección del tema, se llegaron a recoger más de 11.000 firmas en Avaaz para impedir que 'El Diablo' representara al país.

   Este pasado fin de semana se convocó una protesta, organizada por la asociación Juventud Ortodoxa de Chipre, frente a la sede principal de la cadena pública del país de Europa meridional. La manifestación llegó a un tono muy alto, saldándose con un detenido por la policía que intentó incendiar el edificio del medio de comunicación, según informó The Washington Post.

   El ente público ha apoyado públicamente al tema y a la cantante. "En estos tiempos del movimiento Me Too, este mensaje es extremadamente relevante y se puede sentir, no solo en Chipre, también a través de toda Europa y más allá", comentó Tsanrinou, según recogió El País.

   No obstante, lo que, en verdad, preocupa son las acusaciones de plagio. La canción, compuesta por Jimmy Thornfeldt, Laurell Barker, Oxa y Thomas Stengaard, guarda un sospechoso parecido con 'Bad Romance', el icónico tema de Lady Gaga, tanto en su melodía como en su letra, pues ambas canciones hablan sobre una relación tóxica.

   Estas acusaciones provocaron, inicialmente, que el tema, que estaba entre los favoritos junto con Islandia, Lituania o Suecia, cayese en las principales listas de apuestas. No obstante, la organización aún no se ha pronunciado.

   No es la primera vez que una canción del festival es acusada de plagio, ya sucedió en 2015 con 'Heroes', del sueco M*ns Zelmerlöw, quien ganó Eurovisión, que guardaba parecido con 'Lovers on the Sun' de David Guetta. En 2017, ocurrió por partida doble, con la alemana Levina presentaba 'Perfect Life', que era casi idéntica a 'Titanium', otro tema de Guetta, y con la belga Blanche y su 'City Lights', cuya melodía tenía cierta similitud con 'Éclat', de la cantante canadiense Alexe Gaudreault.