La cima comercial y creativa de R.E.M.: 25 años del disco Out of Time

OUT OF TIME DE R.E.M.
WARNER BROS
Actualizado 12/03/2016 11:33:09 CET

MADRID, 12 Mar. (EDIZIONES - David Gallardo) -

   Originarios de Athens (Georgia, Estados Unidos), desde su formación en 1980 R.E.M. pasaron toda su primera década disfrutando de gran popularidad en circuitos alternativos y radios universitarias gracias a discos como su debut 'Murmur' (1983), 'Lifes Rich Pageant' (1986) y 'Green' (1988). Pero a pesar de ser una banda con gran popularidad en determinados sectores de Estados Unidos, el público masivo se les resistía tanto allí como en el resto del mundo.

   Esta situación cambió fulminantemente con el salto de década gracias al estallido que supuso su séptimo disco, 'Out of Time', publicado el 12 de marzo de 1991, es decir, este sábado hace 25 años. Un gran salto comercial apoyado sobre un excelso momento creativo que llevó al cuarteto comandado por Michael Stipe a despachar más de 18 millones de copias en todo el planeta a pesar de que decidieron no salir de gira para promocinar su pequeña gran joya.

   Ya el gran (e inesperado) impacto de 'Losing my Religion', lanzado en febrero como primer single de adelanto en contra de la opinión de la discográfica Warner, animaba a vaticinar que el éxito iba a llegar en plan tsunami. Pero en realidad, como suele ocurrir en  estos casos, nadie imaginaba las verdaderas dimensiones de lo que estaba por venir.

   Basado en un ostinato de mandolina, Losing my Religion fue un brutal éxito debido a su amplia difusión a través de las emisoras de radio y gracias a la impagable ayuda de una MTV en sus mejores años, que programó incesantemente su llamativo su video promocional, aclamado por la crítica y repleto de imaginería religiosa (aunque el grupo siempre defendió que no iba sobre eso, sino sobre la obsesiva desesperación por un amor no correspondido).

Previa YoutubeCargando el vídeo....

SIETE NOMINACIONES A LOS GRAMMY

   Con el terreno ya convenientemente allanado por 'Losing my Religion' llegaba el 12 de marzo a las tiendas este 'Out of Time' que básicamente perfeccionaba todo lo realizado por R.E.M. en trabajos anteriores, a medio camino entre el rock alternativo americano, el pop y el folk, con un toque de instrumentación clásica con certeros arreglos de cuerda.

   Porque gracias a la ayuda del productor Scott Litt, la banda consiguió facturar un disco redondo (a pesar de lo que pueda parecer a simple vista, no todos lo son si uno se fija achinando muy fuerte los ojos), que se encaramó al primer puesto en los dos mercados discográficos más importantes del mundo: Estados Unidos y Reino Unido.

   Por supuesto, 'Out of Time' también lideró las listas de otros muchos países, convirtiéndose en todo un fenómeno que recibió siete nominaciones a los Grammy de 1992, de las cuales ganó tres: Mejor Interpretación de Música Alternativa, Mejor Interpretación Pop de Dúo o Grupo con Vocalista y Mejor Vídeo Musical Corto (siendo estas dos últimas concretamente para 'Losing my Religion').

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Llegados a este punto ya no había marcha atrás y R.E.M. nunca volverían a ser la banda de rock alternativo que eran hasta entonces. Aunque eso sí, siempre supieron mantener un elegante equilibrio entre comercialidad y profundidad para oyentes 'más exigentes'. Pero lo que está claro es que con 'Out of Time' pasaban a la primera división de la música popular de nuestro tiempo.

   Con el enorme éxito y el nuevo estatus de gran banda para todos los públicos, no faltaron las habituales polémicas con los viejos fans, esos que estaban ahí cuando R.E.M. gozaban del respeto de la crítica pero no del favor del gran público. "La gente que cambió de opinión por Losing My Religion simplemente puede besarme el culo", declaró el guitarrista Peter Buck a la revista Rolling Stone.

   Así lo vio años después del lanzamiento el bajista del grupo, Mike Mills: "Sin 'Losing My Religion', 'Out of Time' hubiera vendido dos o tres millones de copias, en vez de diez millones como lo hizo. Pero el fenómeno de que sea un éxito a nivel mundial es algo extraño a considerar. Básicamente, fue un éxito en casi todos los países civilizados del mundo".

MUCHO MÁS QUE 'LOSING MY RELIGION'

   Lanzar 'Losing my Religion' como primer single fue una cabezonería del grupo en contra de la opinión de los ejecutivos de la discográfica Warner, que terminaron cediendo felizmente seguramente hartos de tanto tira y afloja (y secretamente deseando que el tema pasara desapercibido para así reafirmarse ante el grupo, aunque esto está por confirmar).

   En cualquier caso, aceptemos que había espacio para el debate, pues el álbum está repleto de singles potenciales como por ejemplo ese 'Shiny Happy People' rebosante de felicidad tonturrona, la deliciosa 'Near wild heaven' o la más abiertamente radiable 'Radio song'. Incluso 'Texarkana' tenía opciones como primer single con ese sonido tan absolutamente R.E.M. que ahora es tan fácilmente reconocible.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Y es que las sesiones de grabación, que empezaron en septiembre de 1990 en Bearsville Studio A en Woodstock (Nueva York), contaron con la banda totalmente inspirada y enchufada para levantar su obra magna. En 'Losing my Religion' incluso Michael Stipe grabó la voz en una única toma, lo que sin duda constata el gran estado creativo del grupo.

   Un grupo que supo equilibrar el álbum dando cabida también a canciones menos facilonas como las oscuras 'Low' y 'Country feedback', la muy folkie 'Half a world away' y las casi instrumentales 'Endgame' y 'Belong'. Una mezcla calculada que terminaba con la luminosidad de 'Me in honey' que prácticamente sirve como perfecto resumen a todo lo anterior, aglutinando todos los elementos previamente esparcidos en los otros diez cortes.

ÉXITO E INFLUENCIA

   En vista de que R.E.M. decidió no salir de gira para promocionar Out of Time, los videoclips jugaron un papel esencial en la difusión del tema. Y desde luego, destaca el de 'Losing my Religion', dirigido por Tarsem Singh, tiene un ambiente melodramático y de ensueño, con referencias al pintor italiano Michelangelo Merisi da Caravaggio y al cineasta ruso Andre Tarkovsky.

   El video, plagado de imaginería religiosa (a pesar de no ser un tema religioso, curiosa unión de ideas) como San Sebastián y deidades hindúes, representados en una serie de tableaux, fue nominado en nueve categorías en la edición de 1991 de los MTV Awards, en los que terminaría ganando premios como Mejor Vídeo de Grupo, Mejores Efectos Especiales en un vídeo, Mejor dirección artística, Mejor dirección y Mejor edición.

   También tuvo mucho éxito el vídeo para 'Shiny Happy People', en el que incluso aparece Kate Pierson de The B-52's, quien, de hecho, canta en la versión del álbum. Eso sí, se trata de un clip mucho menos trascendental en el que todo es color y en el que vemos a los músicos pasando un rato de despreocupada feliz. De la inexplicable gorrita amarilla de Michael Stipe no vamos a decir nada, pero de alguna manera encaja perfectamente en el concepto.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Pero más allá de análisis a posteriori, la cuestión es que 25 años después 'Out of Time' sigue sonando profusamente en las emisoras noventeras y para público adulto. Aparte de por su recordable éxito, porque resume el sonido R.E.M. -separados desde 2011-, que tuvo continuidad al año siguiente en otro inspiradísimo álbum, 'Automatic for the People' (vaya buena época para ellos), que les aferró a la cima.

   Desde un punto de vista historicista, resulta complicado imaginar todo lo que sucedió en la música durante la década de los noventa con el auge del grunge en particular y del rock alternativo en general, sin ponderar debidamente lo conseguido por R.E.M. como pioneros y con la influencia infinita de sus trabajos hasta 1991. Asaltando el mundo desde el underground, convertidos en la mayor banda de culto de la historia.