Actualizado 16/09/2015 15:50 CET

B.B. King cumpliría 90 años: la historia de su famosa guitarra Lucille

MADRID, 16 Sep. (CulturaOcio) -

   La leyenda del blues B.B. King, que falleció el pasado mes de mayo a los 89 años de edad en su casa de Las Vegas, hubiera cumplido este miércoles 16 de septiembre 90 años.

   La mayor parte de estas nueve décadas las pasó B.B. sobre los escenarios, en los que estuvo hasta apenas unos días antes del fatal desenlace a causa de la diabetes que padecía desde hacía veinte años.

   Durante su extensa trayectoria musical, este legendario músico mantuvo una conexión muy especial con su guitarra, Lucille, casi tan famosa como él y que cuenta con su propia historia.

   Allá por  1949 el músico estaba actuando en un salón de baile de Twist, en Arkansas (Estados Unidos). Dos hombres se enzarzan en una pelea por una mujer que acaba con el local el llamas y la suspensión de la actuación de B.B.King.

   Todos los presentes salen del bar para ponerse a salvo, incluido King, pero una vez fuera advirtió que se había dejado en el interior su Gibson L-30 negra.

   En un ataque de pura pasión, el músico vuelve a entrar en el edificio en llamas para rescatar a su guitarra olvidada, a pesar de que ponía en riesgo su propia vida.

   A la mañana siguiente, la leyenda del blues descubrió que los dos hombres luchaban por una mujer llamada precisamente Lucille. Tomó el nombre de esta mujer para bautizar a su guitarra y como recordatorio para nunca volver a hacer una locura similar a la de jugarse la propia vida por su instrumento.

   Esa peligrosa noche comenzó la historia de Lucille, que en el futuro acabaría convirtiéndose en un tipo de guitarra comercializada. Y es que décadas después, en 1982, la compañía fabricante de guitarras Gibson se puso de acuerdo con B.B. King para crear y producir una guitarra con el icónico nombre de BB King Lucille.