Un año de la muerte de David Bowie: su colosal obra en 5 canciones

DAVID BOWIE
CORDON PRESS
Actualizado 10/01/2017 12:55:59 CET

MADRID, 10 Ene. (EDIZIONES - David Gallardo) -

Tras 18 meses de dura lucha contra el cáncer, David Robert Jones, el artista conocido como David Bowie, murió el 10 de enero de 2016, dos días después de cumplir 69 años y de lanzar su último disco, Blackstar, una obra que se suma a su legado artístico de valor incalculable.

Este Blackstar, 25 álbum de su dilatada carrera, nos deja en el recuerdo a un Bowie rompedor, transgresor y genialmente trastornado, empeñado en seguir provocando emociones con todas y cada una de sus obras, huyendo del dichoso acomodo al que inevitablemente conduce el paso del tiempo en una vida tan repleta de logros.

En memoria de uno de los grandes iconos musicales de la historia, coincidiendo con el primer aniversario de su deceso, repasamos la variopinta a la par que corpulenta trayectoria musical, escogiendo de su inabarcable catálogo tan solo 5 composiciones.

Una tarea básicamente imposible, pero que acometemos con la ceremoniosa solemnidad que la ocasión requiere. Veamos.

LIZA JANE (1964)

David Robert Jones se estrenó en el mundillo discográfico con tan solo 17 años con el single Liza Jane, lanzado bajo el nombre de Davie Jones with The King Bees. Tanto el tema principal como la correspondiente cara-b, Louie, Louie Go Home, fueron grabadas en apenas siete horas. Un comienzo tan errático como otro cualquiera.

SPACE ODDITY (1969)

Canción estrella del segundo álbum de David Bowie, clásico indiscutible de la música pop, que mostraba a un músico folk-rock con un carisma compositivo tan pomposo como demoledor. Un andrógino músico sideral predestinado a dominar al planeta Tierra a base de engatusadora seducción. ¿Cómo resistirse?

HEROES (1977)

Tras la demencia a la que le llevó su alter ego Ziggy Stardust durante la primera parte de los setenta, Bowie viajo hasta Berlín para mutar en forma y fondo y ofrecer una de las trilogías más famosas del rock con los discos Low (1977), Heroes (1977) y Lodger (1979). Años locos junto a Brian Eno, Iggy Pop, Tony Visconti y tantos otros, que cristalizaron en el inmortal Heroes.

LET'S DANCE (1983)

Ya fuera marcando tendencia o subiéndose al carro destilando elegancia, Bowie siempre supo sonar a su tiempo (incluso en ocasiones adelantándose asombrosamente). Su single Let's Dance de 1983 es ochentero a más no poder, totalmente diferente a sus éxitos de los setenta, pero igualmente exitoso a nivel masivo. Un tipo listo.

BLACKSTAR (2016)

El influjo de la electrónica que dominó el segundo lustro de los noventa llegó también hasta David Bowie, quien facturó valientes discos como Earthling (1997), Hours (1999), Heathen (2002) y Reality (2003). Su torrente creativo parecía inagotable, pero ahí quedó la cosa, en la más desconsoladora nada por problemas de salud, hasta su regreso triunfal de 2013 con The Next Day.

Y todavía en 2016 nos entregó este álbum Blackstar que mantiene intacta la esencia Bowie al tiempo que se adentra en una suerte de jazz guitarrero retrofuturista. Porque sí, quien esto cantaba es el mismo tipo de Space Oddity, quien hasta el final siguió reinventándose.

Porque para Bowie lo importante siempre fue lo que había después del hoy, sin duda mucho más interesante que la tediosa rutina diaria.