Westworld resucita a un personaje clave de la 1ª temporada

Westworld
HBO
Actualizado 04/06/2018 10:46:03 CET

MADRID, 4 Jun. (CulturaOcio) -

En medio de una batalla mortal entre humanos y anfitriones, el séptimo episodio de la segunda temporada de Westworld ha sorprendido con el regreso de un personaje muerto en la primera entrega, que podría dar arrojar luz sobre el plan secreto de Delos.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

En el capítulo, titulado 'Les Écorchés', Bernard se conecta a La Cuna, el ordenador que contiene todas las personalidades de los anfitriones de Westworld. Dentro de esa versión digital del parque, encuentra a alguien que daba por muerto: Robert Ford, ejecutado por Dolores al final de la primera temporada.

El parque es en realidad un gran experimento para reunir datos sobre los invitados con el fin de copiar sus mentes. Al igual que ocurrió con James Delos, la mente de Ford se conserva como una copia digital, usando la misma tecnología de inmortalidad.

Ford no puede ser transferido a un cuerpo de anfitrión ya que, tal y como mostró la serie con Delos, la mente de Ford se degradaría y enloquecería, problema que los científicos del parque nunca lograron resolver. Pero mientras permanezca en La Cuna, su mente está a salvo.

Ford mata entonces a Bernard después de llevarlo a la casa digital de Albert dentro de La Cuna. Tal y como explica Ford, él elimina el libre albedrío de Bernard como parte de su plan para "abrir la puerta".

Después de eso, Bernard consigue salir de La Cuna. Angela lo destruye, junto con todos los backups de las personalidades de los anfitriones y la mente de Ford. Sin embargo, Bernard ya no tiene el poder absoluto, y ve a Ford tomando el control total de su cuerpo.

A pesar de que ha muerto y su copia digital ha sido borrada, Ford ahora vive en el cuerpo de Bernard. Al final del episodio aparece la línea de tiempo futura, en la que que la programación de Bernard se está fracturando, y Costa comenta que parece que su software está en conflicto dentro de su cabeza, lo que probablemente se deba a la lucha entre dos programas en su cabeza: la mentes de anfitrión de Bernard y la humana de Ford, que luchan por el control.