Sophie Turner admite que su tatuaje de Juego de Tronos "no fue buena idea"

Sophie Turner en Juego de Tronos
HBO
Actualizado 05/07/2018 13:54:00 CET

MADRID, 5 Jul. (CulturaOcio) -

Hace unos días Sophie Turner, quien da vida a Sansa Stark en Juego de Tronos, mostró a través de Instagram su nuevo tatuaje, que hizo saltar todas las alarmas de los fans ante un posible spoiler. Aunque la actriz negó que el tatuaje revelara datos de la octava y última temporada, ahora se muestra arrepentida por el revuelo generado y ha admitido que "no fue buena idea".

"Juego de Tronos es todo teorías. Cuanto más podamos conjurar, mejor será. Cuanto más emocionante sea, más impredecible lo hará. Pero sí, definitivamente ese tatuaje probablemente no fue una buena idea, porque todos pensaron que había revelado el final. Pero no lo hice. Es una frase de la temporada pasada", aclaró Turner sobre el tatuaje, que muestra el emblema a la casa Stark junto a la frase 'The pack survives' (La manada sobrevive).

"Eso sería terrible, si me tatuara el final en mi cuerpo, justo antes de que salga la última temporada", apuntó. "Sería tan estúpido", bromeó Turner. "Recuerdo que, hace unos años, me teñí el pelo de rubio para otro papel que estaba haciendo. Todos pensaron que de repente era una Targaryen", comentó la intérprete sobre el exagerado alarmismo que genera la ficción de HBO.

Sophie Turner tuvo que justificar su decisión de mostrar el tatuaje durante una entrevista en el programa de James Corden el pasado junio. "Cuando estaba terminado la gente me aconsejó que no lo mostrara porque parecía que iba a revelar algo. Pero no lo iba a hacer. Es solo una frase de la temporada pasada. Todos creen que la manada sobrevive pero solo es una moraleja por la que me gusta vivir", explicó.