La serie de El Señor de los anillos ficha a los guionistas de Star Trek

El Señor de los anillos
WARNER BROS.
Actualizado 29/07/2018 13:28:54 CET

MADRID, 29 Jul. (CulturaOcio) -

La increíble maquinaria de la serie de El Señor de los Anillos que prepara Amazon Studios ya está en marcha. Recientemente han salido a la luz muchos rumores sobre las personas que estarían implicadas en el mastodóntico proyecto basado en los libros de J.R.R. Tolkien. Y ahora, la compañía estadounidense ha confirmado el nombre de los guionistas de la nueva serie.

J.D. Payne y Patrick McKay actualmente están trabajado en el guión de la cuarta entrega de Star Trek pero, tal y como informa Deadline, también se encargarán de desarrollar el nuevo y millonario proyecto basado en las historias de la Tierra Media. No obstante, Amazon Studios no ha confirmado todavía el showrunner que dirigirá su nueva serie pero hay rumores de que están buscando productores de alto perfil para el puesto.

Payne y McKay, quienes también han trabajado en el guión de Jungle Cruise, hablaron durante la Comic Con admitiendo que creen que "el mundo creado por Tolkien está lleno de majestuosidad, corazón, sabiduría y complejidad". "Estamos absolutamente encantados de asociarnos con Amazon para darle vida nuevamente. Nos sentimos como Frodo, saliendo de la Comarca, con una gran responsabilidad", han revelado los guionistas.

Todavía son muy pocos los detalles que se conocen sobre la nueva serie de El Señor de los anillos. Lo que sí que es oficial es que la trama del proyecto estará ambientada en una época anterior a los acontecimientos que ocurren en la película dirigida por Peter Jackson. De esta forma, esta nueva serie sería una precuela de las adaptaciones anteriores y del libro.

En noviembre ya se informó de que Amazon pagó una cifra cercana a los 250 millones de dólares por hacerse con los derechos de El señor de los anillos. Además, la compañía estadounidense anunció que invertiría aproximadamente unos 750 millones de dólares más en el proyecto, lo que supondría un coste total que rondaría los mil millones.