Roseanne Barr se disculpa por ser "poco clara y estúpida" tras la polémica racista

Roseanne Barr y John Goodman en Roseanne
ABC
Actualizado 25/06/2018 11:43:22 CET

MADRID, 25 Jun. (CulturaOcio) -

Roseanne Barr se ha sincerado en una entrevista a propósito de la polémica de su tuit racista contra contra Valerie Jarrett, asesora del ex presidente Barack Obama, que le costó la cancelación de su serie, Roseanne.

"Es realmente difícil decir esto, pero no quise decir lo que pensáis que quise decir, y eso es lo más doloroso", aseguró la actriz en una entrevista en el podcast de su amigo el rabino Shmuley Boteach, según recoge The Wrap. "Tengo que afrontar que a la gente le ha dolido", señaló sobre su tuit en el que describe a Jarrett como si "los Hermanos Musulmanes y Planeta de los Simios tuvieran un bebé".

"Cuando haces daño a la gente, incluso sin querer, no hay excusa. No quiero huir y poner excusas. Pero me disculpo con cualquiera que se sienta ofendido y que piense que quise decir algo que, de hecho, no quise decir. Fue mi propia ignorancia, y no hay excusa para esa ignorancia", añadió. 

Menos de 24 horas después de que publicara el tuit, ABC canceló Roseanne, que había sido la serie con mejor audiencia de la cadena la pasada temporada. "Perdí todo, y me arrepentí antes de perder todo", añadió Barr. "Y le dije a Dios: 'Estoy dispuesta a aceptar las consecuencias porque sé que he hecho algo malo... Pero ellos nunca pararán. No aceptan mi disculpa o explicación. Y me he convertido en un imán de odio".

"Soy un montón de cosas, una bocazas y todo eso", confesó Barr entre llantos. "Pero no soy estúpida, por el amor de Dios. Nunca le hubiera dicho deliberadamente a ninguna persona negra que es un mono. Simplemente no haría eso. Yo no hice eso. Y la gente piensa que hice eso y simplemente me mata. Yo no hice eso. Y si lo piensan, lo siento mucho por ser poco clara y estúpida. Lo siento mucho".

En cuanto a Jarrett, la actriz admtió que había tratado de conseguir su número de teléfono para disculparse. "Aunque no estoy de acuerdo con ella, incluso cuando no estamos de acuerdo con alguien porque nos están perjudicando a nosotros y a nuestras familias, aún así tenemos que tratarlos con dignidad humana".

Barr también se refirió a las consecuencias para el resto del equipo de Roseanne. "He hecho daño a los doscientos actores sin trabajo a los que quiero. Y al equipo y a los guionistas. Me siento tan mal por que me dieron otra oportunidad y la arruinara. Pero lo hice. Y qué puedo hacer ahora, excepto decir, por supuesto, que no soy racista, soy una idiota".