Editado por Europa Press
23 de octubre 2017

MÍTICAS CRIATURAS DE LOS SIETE REINOS

Juego de Tronos: ¿Quiénes son los Hijos del Bosque y por qué son clave en el destino Poniente?

Hijos del Bosque
HBO
Actualizado 09/08/2017 12:30:02 CET

MADRID, 9 Ago. (CulturaOcio) -

Los Hijos del Bosque hicieron algo más que unas cuantas pinturas rupestres. El 7x04 de Juego de Tronos ha vuelto a poner de relieve la leyenda de estas míticas criaturas dentro de la rica mitología de Poniente, pero... ¿Por qué es tan importante su legado para el destino de los Siete Reinos?

(((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS)))

La primera vez que los fans de Juego de Tronos vieron a los Hijos del Bosque fue en la cuarta temporada, cuando salvan a Bran mientras se dirige a ver al Cuervo de Tres Ojos. Y la última vez, tuvo lugar en la sexta entrega episódica del descarnado drama medieval, en la que los espectadores vieron a través de una de las visiones de Bran cómo los Hijos fueron los creadores de los Caminantes Blancos e incluso del mismísimo Rey de Noche hace mucho tiempo.

12.000 años antes de los eventos narrados en Juego de Tronos, los Hijos del Bosque vivían pacíficamente junto a los gigantes y los huargos... hasta que llegaron los Primeros Hombres, colonizando su tierra y destruyendo todo a su paso. Especialmente, los arcianos con los que los Hijos comparten un vínculo especial.

Los Hijos del Bosque se vieron obligados a ir a una guerra que duraría 2.000 años. Los arcos y las espadas con hojas de vidriagón de los vástagos del Bosque no eran una gran amenaza frente a los escudos y las espadas de los hombres... así que utilizaron su magia para conjurar al Bosque y ponerlo en contra de la Humanidad. Además imbuidos por la desesperación, los Hijos crearon una amenaza para detener a los hombres que se acabaría volviéndose en su contra: los Caminantes Blancos.

Mediante un ritual que envolvía a un arciano y tras capturar a uno de los Primeros Hombres, los Hijos crean al Rey de la Noche, el primer caminante blanco, introduciéndole una hoja de vidriagón en su pecho. Pero nadie estaba preparado para lo que se avecinaba: la Larga Noche llegó a Poniente y, con ella, los Caminantes Blancos que se rebelaron buscando acabar con todo y con todos.

Tener un enemigo en común facilitó que los Hijos y los Primeros Hombres forjasen un pacto en la Isla de las Rostros: los Hijos del Bosque se quedaban con el dominio de los frondosos bosques y los hombres con las tierras, jurando no volver a talar un arciano. Fue entonces cuando los Hijos pasaron por Rocadragón, dejando las pinturas rupestres vistas en el 7x04 y sus grandes reservas de vidriagón. Juntos, lograron repeler la amenaza helada hasta más alla del Muro, que ambas especies levantaron para alejar a los caminantes... hasta ahora.

Cargandos el vídeo....

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies