¿Estamos cerca de crear androides como los de Westworld?

Westworld
HBO
Actualizado 24/04/2018 13:45:54 CET

MADRID, 24 Abr. (CulturaOcio) -

¿Pueden los androides rebelarse contra sus creadores humanos? Esta es una de las grandes preguntas que plantea Westworld. Basada en la novela Almas de metal de Michael Crichton, que el propio escritor llevó a la gran pantalla en un filme homónimo en 1973, la serie de HBO está ambientada en un futuro en el que parques temáticos están poblados por androides que satisfacen deseos más oscuros y violentos de la humanidad.

Sin embargo, al final de la primera temporada las tornas cambiaron: los anfitriones de Westworld han tomado conciencia y están asesinando a los humanos. La segunda entrega toma como punto de partida la revolución de los androides, comandada por Dolores Abernathy (Evan Rachel Wood).

Pero, ¿podrían ser los robots una amenaza más allá de la ficción? David Eagleman, renombrado neurocientífico que ejerce de consultor para la serie, ha revelado algunos detalles sobre el potencial de la inteligencia artificial en una entrevista para Syfy.

MUY LEJOS DE LOS ANFITRIONES

Según Eagleman, "no estamos ni siquiera cerca" de crear androides tan sofisticados como los de Westworld. "En lo que es esencialmente buena la inteligencia artificial ahora mismo es en clasificar, como 'esto es una foto de gato y esto es una foto de perro', cosas así. No puede hacer cosas como moverse por una habitación, recoger objetos fácilmente y utilizar el lenguaje para la interacción social", asegura.

Para el científico, existen dos campos de pensamiento en torno a la evolución de la inteligencia artificial. Por un lado, los que creen que "será una extensión de la tecnología que tenemos ahora". Por otro, y en el que se incluye él mismo, la idea de que para que pueda prosperar, "necesitamos empezar a pensar sobre la conciencia y lo que significa ser humano de una manera muy diferente".

Eagleman añade que la mente humana es una colección de factores contradictorios que hacen que su funcionamiento sea aún más complejo. "¿Tendría sentido construir un robot con dudas, miedos, remordimientos? Eso lo haría menos eficiente, pero si quieres que sea como nosotros, tienes que añadirle todas las cualidades que nos hacen humanos".

El científico hace referencia a algunos momentos de la serie, que ponen de manifiesto esta humanización de los androides. "Por ejemplo, cuando Maeve sube al tren para abandonar el parque, ella es libre para seguir una dirección, que es lo que realmente quiere. Pero entonces recuerda a su hija y eso tira de ella en la otra dirección y finalmente se baja del tren", recuerda, y añade que "no es así como actualmente programamos la inteligencia artificial".

INTENSAS REUNIONES CON NOLAN Y JOY

¿Qué es lo que hace tan complicado replicar el cerebro humano? Como apunta Eagleman, es imposible reinventar algo que ni siquiera se conoce a fondo. "Hay muchas piezas pequeñas y partes en las que todos estamos trabajando, pero si alguien te dice que entiende cómo funciona el cerebro humano, está mintiendo".

Aunque por el momento no sea viable, Westworld trata de ser lo más plausible posible en materia científica. Tanto es así que Eagleman tuvo una conversación de 6 horas con los showrunners, Jonathan Nolan y Lisa Joy, y los guionistas acerca del libre albedrío de los androides.

Otro de los retos que ha enfrentado el científico tiene que ver con el aspecto del cerebro de los anfitriones. "Obviamente no están hechos de carne, así que necesitamos inventar una tecnología futurista que todavía no existe". Para tal propósito, Eagleman ha inventado para la segunda temporada algo relacionado con los militares contratados por Delos para acabar con la insurrección de los robots.

Westworld regresó el pasado domingo con su segunda temporada, que seguirá dos líneas temporales, en el presente y un futuro cercano, y explorará más allá del parque inspirado en el Lejano Oeste.