Editado por Europa Press
15 de diciembre 2017
Contador

ESTE VIERNES A LA VENTA

El estiloso y mesurado nuevo disco de U2, Songs of Experience, canción a canción

U2
UNIVERSAL MUSIC
Actualizado 01/12/2017 10:31:20 CET

MADRID, 1 Dic. (EDIZIONES - David Gallardo) -

Ha costado más de lo inicialmente previsto, pues Songs of Experience se anunció como secuela casi inminente de Songs of Innocence a las pocas horas del lanzamiento de este último en septiembre de 2014. Pero como con U2 nunca se sabe y Bono tiene fama de ser un poco bocazas, al final el lanzamiento se demoró tres años. 

Sea como fuere, este 1 de diciembre está ya disponible el decimocuarto disco de estudio de U2, lo dicho, Songs of Experience, con una colección de canciones que, en líneas generales, suenan sencillas y no demasiado grandilocuentes. Como si la banda irlandesa hubiera encontrado la experiencia en la mesura.

Y no deja de resultar curioso que, escuchando este resultado final para nada tan épico como en anteriores entregas, el grupo se haya rodeado de una nómina extensa de productores encabezada por Jacknife Lee y Ryan Tedder (de One Republic) con Steve Lillywhite, Andy Barlow, Danger Mouse y Paul Epworth, entre otros.

Suponemos que a pesar de que tantos metieran mano, al final las melodías se impusieron, aunque el sonido sencillo hay que reconocer que también es fresco y actual. No en vano, hay aportaciones de The Chainsmokers y Haim, así como coros de Lady Gaga y Julian Lennon. Es, en definitiva, un grupo clásico con 41 años de andadura luchando por sonar contemporáneo sin perder su corazón.

"Si quieres saber donde está la escritura, escribe como si estuvieras muerto", le recomendó el poeta irlandés Brendan Kennelly a Bono. Y a éste le gustó la idea, que además encajaba perfectamente con un momento vital en el que el vocalista tuvo un "encontronazó" con su propia mortalidad. Sin dar más detalles, explica este sentimiento en un extenso texto en el libreto del álbum.

Así que con esa idea rondando, y sin saber si escucharía estas canciones cuando todos los demás pudiéramos escucharlas (así lo confiesa Bono), decidió escribir cartas a sus seres queridos como si estuviera muerto. A su esposa desde hace 35 años, Ali, a sus cuatro hijos, al mundo...

De ahí sale el lirismo de un disco que trata sobre la muerte y también sobre la vida.  Que reflexiona también sobre este loco mundo actual en el que nos ha tocado vivir. Con el amor como eje central porque, en definitiva, amor es todo lo que dejamos. Repasamos el repertorio de manera apresurada en una primera impresión:

1. LOVE IS ALL WE HAVE LEFT

El comienzo menos estruendoso y más sosegado en los catorce discos de U2. Una delicada pieza ambiental que recuerda al proyecto Passengers e incluso a The First Time del disco Zooropa, con Bono cercano al spoken word, cantando en tonos graves y jugueteando con un ligero autotone que lo convierte todo en una dulce ensoñación.

Bien podría el vocalista estar hablando con 'su yo joven' desde el punto actual, aunque también parece la última despedida de un pacífico moribundo: "Nothing to stop this being the best day ever, Nothing to keep us from where we should be. I wanted the world but you knew better And that all we have is immorality. Don't close your eyes. Love and love is all we have left. A baby cries on a doorstep, Love is all we have left".

2. LIGHTS OF HOME

El fatal desenlace presagiado en la apertura no se confirma y nuestro protagonista vuelve inesperadamente a la esperanza: "I shouldn't be here 'cause I should be dead, I can see the lights in front of me, I believe my best days are ahead, I can see the lights in front of me, Oh Jesus if I'm still your friend. What the hell, what the hell you got for me".

Espiritualidad en una pieza de sonido y cadencias clásicas en U2, con reminiscencias a los Beatles en la última parte, pero que huye de la épica y la grandilocuencia, marcando así el camino del resto del álbum: contenido, mesurado, estiloso, con mucho poderío en las melodías. Casi minimalista tratándose de la banda irlandesa, que menos no se va a desnudar y que, ojo, en esta canción acredita autoría a las hermanas Haim (parece ser que el riff de guitarra es suyo) y al productor Ariel Rechtshaid.

3. YOU'RE THE BEST THING ABOUT ME

La canción más comercial del álbum, un pop rock guitarrero de pegadizo estribillo que alaba a la esposa de Bono, Ali, pero que no deja de ser una sencilla oda al amor. No han conseguido liderar el Billboard 200, pero sin duda han logrado ese ansiado impacto que tanto busca U2 a pesar del paso de los años, ese éxito para las radios que les mantenga vigentes para nuevas generaciones (algo nunca logrado en realidad en términos comerciales por gente de casi sesenta años -o más- a este nivel, ni Stones, ni Springsteen, ni Metallica, ni AC/DC, ni nadie). 

4. GET OUT OF YOUR OWN WAY

Parecido evidente con Beautiful day tanto por la base como por la cadencia. Carece, en cualquier caso, del abrupto e impactante cambio de ritmo rock de aquella canción de hace ya 17 años y se mantiene en un plano más de pop refinado y menos efectista. Es una canción dedicada a los hijos de Bono (dos chicas y dos chicos). Una apacible y juiciosa charla que trata de aconsejar pero sin interponerse en su propio camino. Es una de las canciones destacadas del álbum para el grupo, que ya la ha defendido en vivo en alguna presentación pública como el concierto de Trafalgar Square.

5. AMERICAN SOUL

La conexión entre Songs of Innocence y Songs of Experience está en las letras evolucionadas y también en las propias canciones. Como esta American Soul que toma el riff de Volcano de su anterior disco para fusionarse con otra canción de U2 titulada Glastonbury, ya estrenada alguna vez en vivo pero nunca editada oficialmente.

De esa unión surge este canto a América (Estados Unidos en realidad) como tierra de acogida que no merece un presidente 'levanta muros' como Donald Trump. Es la composición de mayor pegada rock del álbum y se abre con unos feroces versos de Kendrick Lamar, que enganchan así con el final de Get out of your own way. Y Bono canta: "It's not a place, this country is to me a thought. That offers grace for every welcome that is sought".

6. SUMMER OF LOVE

Tiene ese punto cálido que nos puede llevar por engaño hasta la costa californiana del 'verano del amor'. Porque Bono canta eso de "I've been thinking about the West Coast", pero acto seguido apostilla "not the one that everyone knows". Y es que es una canción en realidad sobre los refugiados de Siria, inspirada por la historia de un hombre que se empeñó en mantener su jardín en Aleppo en mitad de la guerra.

"I'm sick of living in the shadows, we have one more chance before the light goes for a summer of love", remata la letra de una canción sencilla y deliciosa, que recuerda a Malibu de Miley Cyrus y que cabalga sobre una melodía con cierto poderío relajador e hipnótico. Ah y con coros de Lady Gaga.

7. RED FLAG DAY

Red flag day tiene un punto War con cierto aire a los Clash, con un sonido muy orgánico, como el resto del disco, con los instrumentos básicos y los arreglos justos para dar color. Es una de las composiciones más veloces del álbum pero carente de distorsión o cualquier ambición de pegada rock con mayúsculas.

La letra engancha con la temática sobre los refugiados (con coros de Ryan Tedder y Julian Lennon): "I am made of all that I'm afraid of, I'm most afraid of losing you... Baby it's a Red Flag Day, Baby let's get in the water, Taken out by a wave, Where we've never been before... Not even news today, So many lost in the sea last night, One word that the sea can't say is no, no, no, no".

8. THE SHOWMAN (LITTLE MORE BETTER)

En este álbum hay mucha frescura en general, es muy pop de cuando el pop era buen pop, con armonías vocales que además de a los Beatles también nos llevan a los Beach Boys. The showman engancha sonoramente con Red flag day, con una guitarra acústica poderosa, una melodía gustosa, percusión sencilla y, al final, una composición pop rock pegadiza con bonitos coros.

La temática es, sin embargo, bien diferente, pues Bono habla en primera persona de la parte oscura de ser un showman, apoyado por los más que llamativos coros de The Edge: "The showman gives you front row to his heart, The showman prays his heartache will chart, Making a spectacle of falling apart, Is just the start of the show".

9. THE LITTLE THINGS THAT GIVE YOU AWAY

Incluso en esta balada creciente ya estrenada durante The Joshua Tree Tour 2017 se muestran comedidos los irlandeses. Huele a despiporre de épica desde el primer instante, pero se eleva muy lentamente con el clásico delay de la guitarra de The Edge deambulando de aquí para allá. Y al final explota, esta sí, en la gran tradición de canciones de U2 capaces de elevar un estadio para moverlo hasta otro lugar sin moverlo de su sitio en realidad.

"Sometimes I can't believe my existence, see myself from a distance I can't get back inside... When the pane of glass shatters and you're the only thing that matters, but I can't see you through the tears. Sometimes the end isn't coming, it's not coming, the end is here sometimes", canta el Bono de 2017 al 'Bono joven de antaño' en una carta a sí mismo, con el vendaval sonoro desatado en estas estrofas que bien parecen un solemne y anticipado epitafio.

10. LANDLADY

Vuelta al suelo para poner pie en tierra con otra pieza delicada que transita cogida del brazo del bajista Adam Clayton, con un original trabajo de batería de Larry Mullen. Ambos llevan en volandas a la voz de Bono, de nuevo relajada aunque con algún aullido bien medido. The Edge, como en otros tantos pasajes, pasa a un noble segundo plano, pues no es este un disco en el que manden las guitarras.

"The landlady takes me up in the air, I go, I go where I would not dare. Landlady shows me the stars up there. I'm weightless, weightless when she is there and I'll never know, never know what starving poets meant, Cos' when I was broke, it was you that always paid the rent", canta Bono en una de las letras más poéticas del disco, dedicada a Ali, su esposa desde 1982.

11. THE BLACKOUT

Como un buque entrando a toda velocidad descontrolado en un puerto sin previo aviso. Así es esta canción 'gorda' y musculosa que es una carta al mundo actual, ese en el que se imponen Donald Trump, el Brexit y la desconfianza entre los seres humanos. Un tema potente con regusto noventero que a su manera, por qué no, entronca con aquel Bullet the Blue Sky del álbum The Joshua Tree que la banda acaba de pasera por el mundo en una gira por su 30 aniversario. Aunque en realidad suena bastante a Even better than the real thing.

"Statues fall, democracy is flat on its back, Jack, We had it all, and what we had is not coming back, Zach. A big mouth says the people, they don't wanna be free for free. The blackout, is this an extinction event we see... When the lights go out, throw yourself about In the darkness where we learn to see. When the lights go out, don't you ever doubt The light that we can really be", plantea la letra.

12. LOVE IS BIGGER THAN ANYTHING IN IT'S WAY

Una anomalía en el conjunto porque desde el primer momento tira por la calle de la pomposidad afectada. Con ese título, otra opción no pareciera posible, claro. Hay ciertos arreglos electrónicos, teclados de Andrew Taggar de The Chainsmokers, para aupar la sensación de amplitud y todo estalla con ese grito de guerra que es "love is bigger than anything in it's way".

Todas las canciones son cartas a gente cercana a Bono. En este caso para sus hijos en general, pero seguro que alguno o alguna en particular: "If the moonlight caught you crying on Killiney Bay -donde reside en Dublín-, Oh sing your song, Let your song be sung, If you listen you can hear the silence say, When you think you're done you've just begun".

13. 13 (THERE IS A LIGHT)

Curioso ejercicio de conexión entre Songs of Experience y Songs of Innocence, pues 13 contiene todo el estribillo de A song for someone de su anterior entrega. Sin embargo, el resultado global es bien distinto, menos orgánico y algo más atmosférico. Con menos cuerdas de guitarra y más piano. Más apacible todo.

Y si la primera versión estaba dedicada de nuevo a Ali, esta reinterpretación de la inocencia desde la experiencia es para los cuatro hijos del cantante: "And if the terrors of the night, Come creeping into your days and the world comes stealing children from your room. Guard your innocence from hallucination and know that darkness always gathers around the light".

Así se cierra un álbum notable que nos muestra a una banda viva y ambiciosa en su creatividad, que no se conforma con repetir patrones facilones del pasado. Y que incluso entrega en la versión deluxe una canción titulada Book of your heart por la que la mayoría de banda matarían. Porque es, probablemente, de lo mejor de este regreso. Aquí lo dejamos dicho para quien quiera buscar, pues sin duda encontrará.

Cargandos el vídeo....

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies