Dave Grohl cuenta una hilarante anécdota con Prince y regala una cabeza suya decapitada a Jimmy Kimmel

JIMMY KIMMEL LIVE
JIMMY KIMMEL LIVE
Actualizado 03/08/2018 18:09:53 CET

MADRID, 3 Ago. (CulturaOcio) -

Dave Grohl ha pasado por el programa televisivo Jimmy Kimmel Live para hablar de su nuevo proyecto, PLAY, un mini documental en el que registra el proceso de grabar una canción instrumental de 23 minutos tocando él solo todos los instrumentos. Pero como siempre pasa con el líder de Foo Fighters, la conversación dio para mucho más.

Así las cosas, terminó contando una hilarante anécdota relacionada con Prince, que tuvo lugar en mayo de 2011, cuando el fallecido músico dio 21 conciertos consecutivos en el Forum de Inglewood, en Los Angeles. "Fui allí con una veintena de amigos en un 'party bus' y cuando llegamos estábamos perjudicados", comienza Grohl.

Y prosigue relatando que al llegar alguien le dijo que Prince quería saludarle y sacarle al escenario para tocar algo, pero lo tuvo que rechazar porque estaba demasiado borracho: "Después nos vimos y le dije '¿cuándo quieres tocar algo, tío?' Y él me dijo, '¿qué tal el viernes?', a lo que yo respondí 'ok' y él me dijo 'te llamaré'".

Como buen contador de historias, continúa Grohl bromeando al asegurar que se pasó toda la semana mirando el móvil esperando la llamada. "¡Prince va a llamar! ¡Prince va a llamar! Y por supuesto nunca llamó. Así que alguien dijo 'pues vete para allá', y me presenté en la prueba de sonido. Pero no había nadie allí", recuerda.

Tras insistir en que el pabellón estaba totalmente vacío, el líder de Foo Fighters se regodea entre risas en el momentazo de la historia: "Así que caminé hasta el centro del pabellón y él me ve y pregunta '¿qué estás haciendo aquí? Y yo respondí 'oh, pensé que íbamos a... ¿tocar un poco, Prince?"

Al genio de Mineápolis le pareció bien después de todo, de manera que Grohl se sentó a la batería y empezaron a tocar Whola lotta love de Led Zeppelin: "Fue, lo juro por Dios, la experiencia más alucinante de toda mi vida. Y no había nadie allí. El Forum estaba completamente vacío".

Aún hay un giro final en la anécdota, pues asegura Grohl que Prince quería repetir la siguiente semana delante del público, pero él no pudo aceptar porque tenía que ir a una recaudación de fondos para un colegio. Eso sí, termina desvelando que al menos tiene una grabación de esa jam con Prince. "La tengo en un CD, te mandaré uno", termina diciéndole a Jimmy Kimmel.

En otro momento de la entrevista, habla sobre PLAY y explica que pensó que sería como un "viaje de setas" eso de grabarse tocando todos los instrumentos por separado y luego montarlo para darle continuidad como si hubiera siete Dave Grohl juntos en la habitación: "Se me ocurrió la idea y pensé que era un poco estúpido, pero entonces alguien dijo 'ok, reservamos el estudio, tenemos al cámara, está todo preparado".

Para terminar su paso por el programa, el músico hizo un regalo de lo más perturbador al presentador: Su propia cabeza protésica decapitada. Un regalo que le hizo a él Alice Cooper en el Halloween de 2017. "Cuando volví a casa asusté a todo el mundo", recuerda entre risas Dave Grohl.

Contador