¿Ha roto Proyecto Rampage la maldición de las películas de videojuegos?

Proyecto Rampage
WARNER BROS.
Actualizado 16/04/2018 18:30:40 CET

MADRID, 16 Abr. (CulturaOcio) -

Gran semana de estreno para lo nuevo de Dwayne Johnson. El actor más conocido como The Rock protagoniza la última apuesta por la adaptación de un videojuego, Proyecto Rampage, que llegó a los cines el pasado viernes 13 de abril. Apenas cuatro días en cartelera le han bastado a la cinta dirigida por Brad Peyton para sumar casi 150 millones de dólares en taquilla... y unas críticas más que aceptables.

Y es que, los espectadores que ya han podido disfrutar de la película la han valorado de manera bastante positiva, eso sí, teniendo en cuenta que se trata de una película que está inspirada en un videojuego. Proyecto Rampage cuenta con un 50% de aprobación en Rotten Tomatoes, lo que la sitúa como la película de este tipo más popular en dicha web.

La mala noticia es que la cinta supera por poco el 50% de aprobación, lo que supone un pobre bagaje si se compara con las mejores películas -de todo tipo y temática- presentes en esta clasificación. Eso sí, el público está con ella ya que el filme de Johnson cuenta con un 81% de calificaciones positivas de la audiencia.

La opinión de la crítica tampoco ha acompañado demasiado. David Ehrlich, crítico especializado en cine de la revista estadounidense IndieWire, la definió como "una de las películas de monstruos más sosas y aburridas que se hayan hecho".

La película de videojuegos mejor valorada en Rotten Tomatoes antes del estreno de Proyecto Rampage fue Tomb Raider, que actualmente está en el 49% de aprobación. Tanto Rotten Tomatoes como Dwayne Johnson se han hecho eco de la noticia. El actor se felicitó por el primer puesto en su cuenta de Twitter.

"¡Guau! ¡Muy buenas noticias de Rampage! Todavía no está cerrado el marcador, pero parece que finalmente hemos roto la temida maldición del videojuego. Y recordad, yo protagonicé la apestoso 'Doom', así que he vivido esa maldición", bromeó el protagonista, que pronto recibió una escueta respuesta del mismísimo videojuego Doom.