El momento cumbre de Thanos en Infinity War iba a llegar en Vengadores 4

Infinity War
MARVEL
Actualizado 02/06/2018 12:07:48 CET

MADRID, 2 Jun. (CulturaOcio) -

El final de Vengadores: Infinity War podría haber sido muy distinto, según ha desvelado los guionistas de la película. Y es que lo que ocurre en la última parte del filme, en principio, pertenecía ya al guión de la cuarta entrega de Los Vengadores.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERSS))

La escena en cuestión es la del chasquido de Thanos, un gesto con el que, tras haber conseguido todas las Gemas del Infinito, hace desaparecer la mitad de la vida en el universo. Sin embargo, en una entrevista concedida a The New York Times, Christopher Markus y Stephen McFeely, guionistas de Infinity War y también de Vengadores 4, han desvelado que en el guión original de la película no estaba incluido el chasquido de Thanos porque esos acontecimientos formaban ya parte de la cuarta entrega.

La idea inicial era que el filme terminara cuando Thanos consigue la última Gema del Inifinito y así, dejar que los fans de los superhéroes especularan sobre cómo continuaría la historia y qué haría el Titán Loco con todo ese poder. Pero finalmente, y como ya saben aquellos que han ido a ver la cinta de los hermanos Russo, esto se cambió.

"Nos dimos cuenta de que esto hubiese sido como un 'cliffhanger'" -una escena final de un episodio que deja a medias la trama- y después, Vengadores 4 llegaría como "una continuación de exactamente lo que estabas viendo antes", comentan los guionistas. De modo que cambiaron el guión y decidieron que Infinity War llegaría hasta "el trágico desenlace" y que en la cuarta entrega "sucedieran cosas misteriosas".

Aún habrá que esperar casi un año para conocer cuáles son esas "cosas misteriosas" que mencionan los guionistas, ya que Vengadores 4 no llegará hasta el 3 de mayo del próximo año.

Mientras tanto, Vengadores: Infinity War continúa arrasando y está a punto de alcanzar los 2.000 millones de dólares en la taquilla mundial, lo que la convierte en la cuarta película más taquillera de todos los tiempos, solo por detrás de Avatar, Titanic y Star Wars: El despertar de la Fuerza.