Los grandes y necesarios sacrificios de Infinity War

Iron Man, Spider-Man y Doctor Strange
MARVEL
Actualizado 27/05/2018 11:15:56 CET

MADRID, 27 May. (CulturaOcio) -

Cerca de cumplirse un mes del estreno de Vengadores: Infinity War, los hermanos Russo siguen descubriendo nuevos detalles sobre el filme. En esta ocasión, los directores analizan algunas de las decisiones más duras que tuvieron que afrontar en el filme y explican por qué tomaron algunos controvertidos caminos.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Así, los hermanos Russo discutieron el tema del sacrificio junto a los guionistas de Infinity War, Christopher Markus y Stephen McFeely y analizaron algunos de los momentos clave del filme en un artículo publicado en Backstory.

En Infinity War, los espectadores son testigos de muchas muertes de sus personajes favoritos. La mayoría de ellas se deben a la acción genocida de Thanos, que con un chasquido de sus dedos acaba con la mitad de la vida del universo, pero antes de que complete el Guantelete ya tienen lugar algunas muertes y sacrificios para intentar derrotar al personaje de Josh Brolin. De hecho, incluso Thanos debe renunciar a lo que más quiere para lograr su objetivo.

El primer superhéroe que decide sacrificarse, para evitar que el Titán Loco logre su objetivo es Visión. El héroe interpretado por Paul Bettany decide destruir la Gema de la Mente que lo mantiene con vida para impedir que Thanos complete el Guantelete. Para construir un momento aún más dramático, Vision le hace saber a su su amada, Bruja Escarlata, (Elizabeth Olsen) que ella es la única con un poder suficiente para hacer añicos el cristal.

Otro personaje que protagoniza uno de los grandes sacrificios de la película es Gamora. En un momento dado, el personaje de Zoe Saldana está dispuesta a dar caza y muerte a su padrastro Thanos y de hecho le pide a Star-Lord (Chris Pratt) que la mate para que no el Titán no consiga sonsacarle dónde está escondida la Gema del Alma.

Gamora y Visión. Star-Lord y Bruja Escarlata, dos caras de un mismo sacrificio del que tampoco se libra el archivillano encarnado por Josh Brolin. Y es que, como bien sabrán quienes hayan visto ya el filme de los hermanos Russo, el propio Thanos debe sacrificar lo que más quiere, a la propia Gamora, para hacerse con la Gema del Alma.

"¿Qué significa para estos personajes el tener que sacrificar a alguien en lugar de ellos mismos?", plantea Anthony al ser interrogado por estas decisiones de guión.

Los directores querían mostrar el lado más 'humano' de Thanos, por ello decidieron que el villano no podía salirse con la suya, sin eliminar a su hijastra. Y que esto, fuera muy doloroso para él. "Creo que él siente un gran apego a ella, y Dios sabe que podría ser un amor personal y narcisista, pero hay algo de amor allí", afirma Anthony, y añade: "¿Quién sabe cómo cuantificar el amor o qué es realmente el amor? Pero cualquiera que sea la prueba, la pasó. Lo que es interesante es que en algún lugar en el fondo de él todavía existe algo parecido a la humanidad".

"Está totalmente convencido de que esta misión psicopática en la que se encuentra es lo que necesita el universo para sobrevivir. Thanos es una criatura increíblemente complicada y la misión de la película era hacerlo lo más complicado posible para que el público sintiera sentimientos encontrados por él. Lo odias, pero es carismático. No está equivocado en que los recursos no son infinitos, es solo que su solución es propia de un psicópata", señala.

Los hermanos Russo, ya habían trabajado previamente con algunos de los actores de Infinity War. Sin embargo, era la primera vez que dirigían a Zoe Saldana como Gamora. "Tuvimos una conversación con Zoe sobre lo que necesitábamos de su actuación al inicio del rodaje", afirmó Joe , que también resaltó la brillante actuación de la actriz al entender la relación de amor-odio de su personaje con el Títán Loco.

Finalmente, el Doctor Extraño, encarnado por Benedict Cumberbatch, también realiza un gran sacrificio por el bien de la humanidad. El superhéroe aparentemente destruye la mitad de las vidas en el universo para poder derrotar a Thanos en el único escenario donde los Vengadores pueden hacerlo.

El personaje de Cumberbatch es el único que conoce el futuro, tras explorar más de 14 millones de realidades posibles, según él mismo dijo, y tan solo en uno de esos futuros alternativos terminaba con la derrota de Thanos. Por ello, y para salvar la vida de Tony Stark, decidió entregar al Titán Loco la Gema del Tiempo.

Al parecer, para derrotar a Thanos es vital la presencia de Iron Man, por lo tanto no debía morir en Infinity War. Los fans del Universo Cinematográfico de Marvel deberán esperar al estreno de los Vengadores 4, para conocer sí estos sacrificios merecieron la pena.